Piden 45 años de prisión por abusar y mantener cautiva a una joven

Una fiscal pidió este viernes una pena de 45 años de prisión para un ex testigo de Jehová y la defensa la absolución, en el juicio donde el hombre está acusado de cometer varios y graves delitos contra una joven, según publicó el diario El Tiempo de Azul.

La presunta víctima de los hechos que se están tratando en este debate había denunciado, en julio de 2013, al encausado en Tapalqué. Y afirmó que el hombre, tras captarla para la religión que él profesaba, abusó sexualmente de ella en varias ocasiones, la mantuvo cautiva y la redujo a la servidumbre.

La doctora Laura Margaretic, representante del Ministerio Público Fiscal en este proceso que a puertas cerradas se está desarrollando en el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de la vecina localidad, fue quien este viernes pidió esa pena de prisión para el encausado: un tandilense identificado como Jorge Antonio Torres.

Según consta en la edición online, la funcionaria judicial consideró en su alegato que Torres es autor de los siguientes delitos: “Estupro agravado por ser cometido por ministro de algún culto reconocido o no; secuestro coactivo agravado por ser la víctima menor de dieciocho años; reducción a la servidumbre; abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido contra una menor de dieciocho años con aprovechamiento de la preexistente situación de convivencia, por la participación de dos o más personas y el grave daño a la salud ocasionado a la víctima -delito continuado-, las tres figuras en concurso ideal entre sí; corrupción agravada por mediar violencia y amenazas y ser cometido por persona conviviente, todos en concurso real entre sí; y desobediencia, todos ellos en concurso real”.

Por tal motivo solicitó a los jueces Gustavo Abudarham, Alejandra Raverta y Carlos Pagliere (h) que lo condenen a esa pena señalada valorando para ello no sólo la gravedad de los delitos que le atribuye sino también las circunstancias en que acontecieron.

 

Pedido de absolución

 

En tanto, en su alegato, el abogado Mario Argeri pidió que su cliente fuera absuelto. Desde su punto de vista, en el debate no quedaron demostrados esos ilícitos que la fiscal le atribuye a su defendido.

“Considero que no está acreditada la materialidad de ninguno de los delitos”, señaló el penalista tandilense al diario El Tiempo de Azul.

El letrado puso en duda también los dichos de la víctima, que con su denuncia se convirtió en el principal elemento para que la investigación por este caso se iniciara.

La joven, actualmente de 20 años de edad, había ratificado en el juicio todos los hechos que en su momento denunció, cuando contó que en julio de 2013 se escapó de la fábrica de chacinados que tenía el imputado en Tapalqué, lugar al que Torres la llevaba habitualmente a limpiar, aparentemente, por la fuerza.

La presunta víctima sostuvo también que fue abusada por primera vez por el acusado cuando ella sólo tenía 14 años, tiempo para el cual el hombre la captó para los testigos de Jehová.

Siempre de acuerdo con su testimonio, tal cual consignó el medio azuleño, desde diciembre de 2011 hasta cuando se escapó, en julio de 2013, sostuvo que vivió cautiva en la casa del acusado. En esas circunstancias, contó que fue víctima de reiterados abusos sexuales, además de haber sufridos agresiones y castigos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario