Piden explicaciones por un abuelo que sufrió quemaduras

 

Beltrán Espil tiene 75 años y sufrió el confuso accidente el sábado pasado a las 6. Desde ese momento permanece internado en terapia intensiva del Hospital Municipal con quemaduras de tercer grado. 
Juan Carlos Espil explicó que “la inquietud mía es que nadie sabe explicarme nada del accidente de mi tío”. 
Empero, aclaró que “yo no tengo nada en contra de la institución, la conozco de años, mi tío estuvo residiendo ahí por una circunstancia de vivienda, pero lo que quiero saber es si se quemó con agua caliente o con fuego, y cómo fue porque él tiene 75 años, por qué le dieron esa posibilidad de manejar una cocina o algo caliente como una pava”.
“Yo no pongo en tela de juicio a nadie, pero debería haber habido una persona al cuidado del anciano. Quiero que me digan cómo fue, con qué se quemó”, reclamó.
Asimismo, contó que “una hija mía fue a hablar con el encargado del Hogar para que le dieran una explicación de cómo se había quemado, pero se negó rotundamente, dijo que él solamente le daba la explicación a la tutora, que es la hermana de él, que es una señora mayor que tiene problemas”. 
“Mi hija le mostró el documento para que viera que tiene el mismo apellido y no le quiso dar la información. Tal es así que mi hija me llamó urgente y yo me hice presente en el asilo. Ella estaba muy mal porque este hombre se negó a contarle cómo fue el accidente. Y yo le tuve que pedir disculpas al hombre porque como él no le decía nada, mi hija estaba un poco violenta. Es que es el único tío abuelo que tiene, fue al Hospital y lo vio todo quemado y se puso mal”, manifestó en diálogo con El Eco de Tandil. 
Ante el halo de misterio que rodea al caso, el hombre afirmó: “Me tiene mal la duda”.
Por otra parte, y continuando con hechos inexplicables, Juan Carlos Espil cuestionó que a su tío le hayan cambiado la ropa antes de llevarlo al Hospital. “La ropa la tiene mi hija en su casa y en el asilo le dijeron que lo habían cambiado. Yo pienso que a una persona que se quema no la pueden cambiar, la tienen que llevar así nomás al nosocomio. Pienso que el auxilio tiene que ser espontáneo”, sostuvo.
Respecto al hecho en sí, señaló que “a mí me dijeron que fue a agarrar una pava con un pañuelo que no está quemado. Ahora dicen que fue con un repasador y que se prendió fuego, pero ¿quién vio qué agarró él, la pava con un pañuelo?  Si lo hubiesen visto, lo hubieran socorrido enseguida, y no tendría tantas quemaduras como tiene”.
 
En grave estado
 
“El doctor Vito Messina dijo que de a poquito están tratando de sacarle el respirador pero la gravedad sigue siendo la misma. Es una persona de 75 años que tiene quemaduras de tercer grado, en la mitad de la cara, la cabeza, la garganta, el tórax y un poco la pelvis. Yo no entiendo cómo se quemó tan rápido y me tiene un poco molesto el hecho de que se supone que hay gente cuidando a los abuelos”, recalcó. 
En ese sentido, también cuestionó que “para quemarse con la pava en la cara, tiene que levantarla y echársela sobre la cabeza, no se entiende. Yo quiero que se investigue cómo ocurrió esto. Es un accidente en el que a mí me quedan muchas dudas”. u 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario