Piden que garanticen la seguridad del show de Callejeros en Olavarría

En una carta documento dirigida al jefe comunal José María Eseverri, los familiares afirmaron que como “máxima autoridad del municipio, le cabe la responsabilidad de arbitrar el cumplimiento de las normas reglamentarias vigentes de verificación y control por parte de las secretarías o direcciones correspondientes, Policía y bomberos”.
“También tiene usted la facultad se suspender dicho evento si no están dadas las condiciones necesarias. En principio, las entradas fueron emitidas para un lugar que no se corresponde al de la realización del recital”, remarcaron.
Al respecto, mencionaron que esperan que los tickets incluyan el seguro de espectador correspondiente y que se controle al personal de seguridad de la banda, al que calificaron de “no idóneo, no registrado y sin ninguna capacitación en caso de siniestros”.
La banda Callejeros tocará el sábado ante unas 15.000 personas en un terreno que abarca la pista de atletismo y la cancha de hockey del club, luego de que por cuestiones de seguridad y capacidad se descartaran la cancha y el gimnasio cubierto.
El jefe de Bomberos de Azul, Sergio Massone, quien inspeccionó el lugar, explicó a Télam que se trata de un terreno playo de 400 metros de largo por 150 metros de ancho que tiene un alambre perimetral con postes.
“Lo que les exigimos es que abran parte de ese alambrado para que haya salidas de emergencia”, explicó Massone.
El lugar, que tiene parte de césped y de cemento, se usa para las actividades deportivas del club y circunstancialmente para domas, por lo que los bomberos pidieron una serie de requisitos para habilitar formalmente el lugar antes del sábado.
Los bomberos le pidieron al productor de la banda, César Saldaín, que especifique el montaje del escenario, dónde van a estar los extinguidores de incendio, que coloquen carteles en las salidas de emergencia y que entreguen un croquis a la gente con estos datos.
Durante esta semana, los bomberos controlaron las tareas exigidas y 24 horas antes del recital, la banda debe solicitar lo que se denomina “final de obra” para que se labre un acta con la aprobación final para hacer el show.
“Después de haber modificado tres veces de escenario en el predio del club, nos llama la atención la celeridad con que se realizan estos cambios. Ampliamente demostrado está que lo único que le interesa a Callejeros es lucrar y evidentemente cuentan con el apoyo local para hacerlo”, se quejaron los padres en la carta documento.
Además, advirtieron que “el municipio, al permitir la realización de este evento, será responsable por cualquier tipo de lesiones que pudieran afectar a los asistentes, por acción u omisión, falta de control, de seguridad, de medios de evacuación, de instalaciones inadecuadas o de atención sanitaria”.
Las entradas para el show se venden a 60 pesos hace varias semanas en la Capital Federal y otros puntos del país. La publicidad del recital muestra la imagen de una cara con la boca cosida con un hilo, en alusión a la censura que la banda dijo sentir en varias ocasiones.
En los alegatos del juicio, cuyo veredicto se conocerá el miércoles, la fiscalía pidió penas de 15 años de prisión para todos los actuales miembros de Callejeros, el ex guitarrista Maxi Djerfy y el ex manager Diego Argañaraz.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario