Carta de lectores

Planificar la ciudad

Archivo

Señor Director:

Está claro que no entienden qué proyectos necesita la ciudad para concretar en Tandil.

Dicen que Tandil es una isla (se lo creen), inventan ideas para vivir una realidad invivible, deteriorando la existencia que soporta el vecino normal. En todos los gobiernos los políticos refuerzan el poder real de la clase dominante.

Siempre actúan entre la sociedad, vecinos, ciudadanos, con gran poder adquisitivo que dominan desde las sombras, convirtiendo en anónimas a las personas que no tienen voz, entre esta población se encuentran individuos domesticados que aceptan lo que les prometen sin abrir la boca.

Tandil es una ciudad con diseño de pueblo, calles muy angostas, los adoquines que se hunden en secciones y así las soportamos por años, rompe coches, parece que manejáramos en camellos.

En el corazón de la vieja Tandil, construyeron edificios nuevos, utilizando los servicios que se instalaron decenas de años atrás, diseñadas para una familia, pero hoy en ese lugar viven diez familias ¿Cuánto tiempo más resistirán esos servicios? ¿Por qué llevaron adelante esos proyectos? ¿Por qué podían usar los viejos servicios? ¿Les cedieron concesiones al alcance de la mano? ¿Por qué en un edificio frente a la plaza Independencia le cedieron una concesión para tres pisos más?

¿Por qué no abrieron, extendieron la ciudad en áreas correctas, con buenas salidas a avenidas anchas, con buen acceso a las rutas, nacionales y provinciales?

Proyecto Don Bosco

En realidad nos quieren convertir en víctimas de proyectos dudosos ideadas por personas con fines exclusivamente de lucro, no les importa en absoluto las graves consecuencias por venir que es lo que sucederá cuando las cosas no se hacen como se deben.

La llamada avenida Don Bosco, que no es una avenida, es una simple angosta calle con asfalto deteriorado, si salís de ella vas directamente al barro, no existen banquinas, la gente camina al borde rozando los vehículos con peligro extremo de vida.

¿De qué mega proyecto están hablando? ¡El área que está en discusión no se toca!

Hoy es un problema circular por la calle Don Bosco, si llega a suceder algún siniestro o lo que fuere, solamente tiene dos salidas, la rotonda del Dique y, la Ruta 74, que es un peligro constante para los que entran en ella desde Don Bosco, contiene una subida pronunciada que obstruye la visión, además de curvas muy cerradas, estrechas, que fueron marcadas por el uso de carretas hace más de cien años, obsoletas para los vehículos de hoy, contando la cantidad de vecinos que se han instalado en el área.

Se debería construir totalmente una avenida nueva para el uso del auto, que no es un lujo, es un elemento de trabajo, se debe dar a las familias las condiciones viales y de seguridad correctas, total responsabilidad de las autoridades, ocurren muchos accidentes hoy, no es imposible que lo será mañana.

En todo proyecto nuevo de urbanización se debería proyectar como primera medida calles y avenidas anchas que serán para circular, no para estacionar como lo marcará la ley con sus respectivas veredas o banquinas.

Hay gente que piensa bien, mandaron a comisión el proyecto Don Bosco.

Elías Estanislao Peuscovich.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario