Plunkett y el aniversario de la Asociación local

Por razones laborales, Edgardo Plunkett dejó Bahía Blanca y llegó a Tandil en 1937. Uno de sus primeros objetivos era jugar al básquetbol, su deporte favorito. Se vinculó con el club Independiente y jugó en forma inmediata porque la Asociación Tandilense, con un año de antigüedad, no estaba afiliada a la Federación Provincial.

Venía de jugar para el club Alem de Bahía Blanca y se encontraba fichado. En Tandil pasó los mejores años de su vida deportiva, el club Independiente, junto a Boca Juniors y Ramón Santamarina, eran los mejores equipos de aquellos años y siempre las finales de los campeonatos eran entre ellos.

Tuvo muchas satisfacciones, en esos casi cuatro años ganó muchos torneos y tuvo la suerte de salir goleador en varios de ellos. Por eso recuerda con cariño a compañeros como el “Gordo” Jáuregui, el “Flaco” Polich, el pibe Penachi, “Angelito” Marzoratti, Canziani y Arossti. También va el recuerdo, con nostalgia y admiración, para los dirigentes de aquella época.

Asimismo, Plunkett cita a aquel seleccionado tandilense que jugó su primer torneo provincial, en Bahía Blanca, junto a Rubén Berkunsky, Angel Erramouspe, Alberto Taglione, José Riva y Angel Marzoratti, entre otros.

Al poco tiempo tuvo que irse de Tandil, con mucha tristeza por tener que dejar tantos amigos y familiares.

El básquetbol de Tandil cumple 79 años, al igual que la Asociación. Y Plunkett, a los 95 años, celebra haber sido uno de los jugadores del comienzo de este deporte en la ciudad. Ante esta fecha, manda un saludo desde Viedma a los amantes de este deporte en la ciudad.

Por Eduardo Aldasoro

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario