Por el programa de moratoria educativa, en Tandil creen haber superado ?expectativas?

?Hemos superado las expectativas? le dijo a Multimedios El Eco la jefa de distrito Mónica Poumé, al evaluar la marcha del programa de moratoria educativa que intenta rescatar a estudiantes que desertaron del sistema formal en provincia de Buenos Aires.
?En base a lo que teníamos pensado para dar en un principio esas expectativas se han superado ampliamente? insistió, al analizar la respuesta en Tandil al programa que depende de la Dirección de Cultura y Educación provincial.
Poumé, describió que la iniciativa busca reingresar al sistema ?a los que adeudaban materias de noveno, de quinto o de cuarto, que hubieran terminado de cursar en cualquier régimen: sea de la vieja secundaria, o media o polimodal, todos estaban incluidos?.
Además, aseveró que el requisito fundamental era ?que adeudaran materias sin importar la cantidad por cursar?. Y agregó que para su edición durante el año que viene se continuará con ?este plan `Fines´ para los que dejaron (de asistir) cuando estaban en tercero o en cuarto?.
Asimismo, ratificó que la premisa seguirá siendo ?que todos tengan la posibilidad de terminar y en esta primera etapa es para estas personas, pero seguramente se va a ampliar?.
Al evaluar las edades que se están sumando, describió que ?recibimos interés e inscripciones de todas las edades, chicos entre 19 y 28 años en la mayoría, pero tenemos de todas, afortunadamente por la posibilidad de decidir terminar una carrera?.
Sobre el fenómeno de la deserción, la funcionaria educativa explicó que los motivos ?son varios, porque les quedaban una o dos materias y dejaron dejar la escuela para ponerse a trabajar, es una. Por eso ahora interesa esta posibilidad de poder terminar trabajando por módulos, con un horario de clases bastante flexibles y tutores les permite terminar ahora?.
También, entendió que ?la modalidad es muy interesante porque los tutores los pueden ir guiando en el aprendizaje y hasta ahora están concurriendo todos los que se han inscripto?.
El programa se desarrollará durante estos dos meses, octubre y noviembre, mientras que desde diciembre se conforman las comisiones evaluadoras dónde se determinan evaluaciones por área.
Los que finalizan el programa obtienen el certificado y culminan así esa etapa de la educación básica.
Ya se había implementado una experiencia de recuperación de deserciones similar, pero siempre se habían programado para quienes adeudaban las materias básicas: matemática, lengua, historia.
?No se había programado para la totalidad de asignaturas que tenían los alumnos y por lo tanto había muchos que no habían intentado terminar? puntualizó la autoridad educativa, al respecto.
Y agregó que ?la idea es que el programa les permita ir a cursar y no entorpecerle ni su trabajo ni las actividades cotidianas, para que no se interpongan en el medio?.
Los que aún interesados en ingresar al programa y culminar el secundario, aún pueden acercarse a la Escuela de Educación Media Nº 1 de calles Fughl y Azcuénaga, durante el turno de la tarde, dónde los coordinadores aún reciben inscripciones.

Plan de Terminalidad

El Plan de Terminalidad de la Escuela Media convocó a casi 75.000 jóvenes de toda la provincia de Buenos Aires que debían materias de quinto año y nunca completaron ese trámite.
Son ex alumnos mayores de 18 años que ahora están a un paso del objetivo. El promedio de edad de los anotados es de 23 años, aunque se presentaron postulantes de 50 a 65 años, según dijeron en la Dirección de Escuelas bonaerense. De acuerdo con las estadísticas oficiales, en Buenos Aires hay casi 200 mil jóvenes que terminaron el ciclo medio entre 2001 y 2007, pero que no certificaron sus estudios porque deben materias. Las mesas examinadoras estarán conformadas por el profesor que actuó como tutor y un docente de la escuela donde se cursaron las materias. Si aprueban, antes de fin de año podrán obtener la ?cartulina? que los habilita para ingresar a la universidad, mejorar la situación laboral o simplemente completar esa asignatura pendiente.
Según los datos del programa, el 30% de los inscriptos adeuda Matemáticas. Sin dudas, la ciencia exacta resulta una carga pesada para miles de adolescentes que finalizan las cursadas regulares (en el último año del secundario o polimodal) y después ya no retornan al aula para saldar esa deuda educativa. En el ranking siguen Literatura o Lengua (20%), Inglés (15%) y el tándem Historia-Geografía (12%). El resto de las áreas concentran el 22% de las anotaciones.
La deserción en el nivel medio es la más alta del sistema educativo provincial: el año pasado, 114 mil jóvenes que se anotaron para la secundaria básica y el polimodal, no terminaron el año escolar. Representan el 8,9% del total de 1.300.000 chicos que en Buenos Aires asisten a establecimientos secundarios públicos o privados.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario