Por las lesiones recibidas, un gato debió ser sacrificado

La gente de Mascotandil convocó a este medio para expresar lo sucedido con un animal, que producto del maltrato recibido debió ser sacrificado en la tarde de ayer.

Mariana Jara, titular de Mascotandil, relató que “nos llamaron desde la avenida España 741, porque habían encontrado un gato que aparentemente había sido atropellado. Concurrimos al lugar y nos encontramos con un animal que estaba vivo y había sido cuereado. Enseguida lo llevamos al médico veterinario y lo que el doctor Alberto Crovetto nos dijo fue que nunca, en todo sus años de carrera, había visto algo semejante”.

Sobre las lesiones que presentaba el felino, Jara mencionó que “tenía las uñas gastadas  de haber hecho fuerza para huir de esa terrible atrocidad que le estaban haciendo. También le arrancaron el pene, el ano y la uretra. Realmente estaba muy lastimado y hubo que dormirlo porque el 80 por ciento del animal no se iba a poder recuperar, porque fisiológicamente no tenía manera de sobrevivir”.

 

Alertar a la gente

 

Desde Mascotandil alertan a través de este Diario “a la gente de Tandil para que este maltrato que sufrió este animal no se repita”. Jara también expresó que “era un gato blanco cruza con siamés, no tenemos idea quién pudo haber llevado a cabo esta salvajada. Al llegar al lugar no había ningún rastro, ni cuero ni sangre, por lo que la bestia que cometió esto dejó al animal en ese lugar”.

En medio de la indignación e impotencia que le causó esta situación, Jara sostuvo que “esto fue a propósito, vemos casos terribles, pero nunca como este hecho puntual. Pedimos ayuda a todos y no tenemos respuestas sobre protección y justicia sobre el maltrato animal. Alguien tiene que responder por estas acciones porque hoy es un gato, mañana un perro y luego una criatura”, sentenció.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario