¡Por qué no… yo!

Señor Director:

 Siempre hay una oportunidad. Cómo lograrlo, cómo conseguirla… ¿robando, drogándose?
Hay tantas cosas: estudiando, aprendiendo un oficio, haciendo deporte. Por qué no usar esas habilidades para hallar oportunidades. ¿No pensaron que existe un futuro?
Nadie les dijo: por qué no; siempre hay que intentarlo, no dejar que los desprecien y rebajen. Demuestren que pueden lograrlo y superarse.
No elijan lo fácil. Todo cuesta esfuerzo en esta vida, hasta venir al mundo. ¡Usen su talento para lograr una vida mejor! Recuerden: nada se logra sin esfuerzo. Ustedes son el futuro.
Dirigido aquellos chicos que eligieron el otro camino.
Una amiga, docente, dirigente, pero sobre todo, madre…

Diana Knorre

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario