Por temor a un atentado, Ingrid Betancourt podría faltar a la marcha en Bogotá

Betancourt explicó que la duda sobre su prometida asistencia a la marcha del 20 de julio se debe a que sus familiares temen que pueda ser blanco de un atentado. “Me pidieron que tomara en cuenta lo que ellos me decían porque tenían derecho a opinar de mi vida luego de haber luchado durante tantos años”, dijo en declaraciones que hizo desde París al programa ?Las voces del secuestro?, de la radio colombiana Caracol.
“No quieren que cuando ya logramos estar juntos, de pronto un atentado o alguna cosa hiciera que todo lo que finalmente estamos tocando con las manos vuele en pedazos en un momento dado, entonces lo estoy pensando”, agregó.
Betancourt, quien dirigió un mensaje a quienes aún permanecen como rehenes de las FARC a través del mismo programa de radio que ella escuchaba cuando estaba cautiva en la selva colombiana, reveló que analiza la posibilidad de asistir a una manifestación similar el mismo 20 de julio, pero en París.
Al respecto, expresó la idea de que se instale una pantalla gigante en el sitio en el que confluyan las cuatro marchas convocadas para el 20 de julio en Bogotá, para establecer una conexión de imagen y audio con la manifestación similar que se efectuará en París, reportó la agencia noticiosa italiana ANSA.
Betancourt, que también es ciudadana francesa, llegó el viernes pasado a París, donde residen sus hijos y el padre de éstos, para agradecer personalmente al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, las gestiones que realizó a favor de su liberación.
Asimismo, en declaraciones que publicó el periódico francés Le Journal di Dimanche y reprodujo la agencia noticiosa venezolana ABN, Betancourt reveló que se propone escribir una obra de teatro para dejar registro de su experiencia durante el cautiverio en la selva colombiana. “No tengo la pretensión de escribir demasiado, pero quiero dejar un testimonio de lo que he vivido para que la gente comprenda que todos podemos ser ángeles o demonios para los demás”, manifestó la ex candidata a presidenta de Colombia.
“Cada uno de nosotros en su interior puede ser extraordinariamente bueno y extraordinariamente malo, y todos podemos caer en ese horror de ser lobos para el otro”, añadió.
Betancourt anunció también que consiguió becas para aquellos ex rehenes que quieran estudiar en Francia y dijo que el principal destinatario será el suboficial William Pérez Medina, quien ofició como enfermero suyo cuando se enfermó en la selva y fue rescatado junto a ella y a otros 13 ex rehenes el miércoles pasado.
Mientras tanto, una encuesta difundida por la revista colombiana Semana muestra a Betancourt, con 31 por ciento de intención de voto, como la favorita si el presidente Alvaro Uribe no se postulara para un nuevo mandato en las elecciones de 2010.
Uribe ejerce desde 2006 su segundo mandato consecutivo, para lo cual fue necesaria una enmienda constitucional cuya sanción, producida en 2004, es objeto de un escándalo desde semanas atrás, cuando una entonces legisladora oficialista denunció que dio su voto decisivo para la aprobación a cambio de dádivas ofrecidas por funcionarios del gobierno.
Para que Uribe pueda aspirar a un nuevo período será necesaria una reforma de la Constitución, que es impulsada por sectores de su gobierno, alentados por la alta imagen positiva del mandatario, de 91 por ciento según una encuesta difundida hoy por el semanario bogotano El Espectador.
De acuerdo con ese sondeo, las fuerzas armadas colombianas tienen una imagen positiva similar a la del presidente y detrás se ubica Betancourt, con 79 por ciento. No obstante, esa encuesta refleja que los colombianos están divididos por mitades entre quienes opinan que Betancourt debería presentarse como candidata a presidenta en 2010 y quienes creen que no debería hacerlo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario