Portillo, clave en el final para el triunfo rojinegro

Por lo realizado en el final, Leandro Portillo fue, según el análisis de El Eco de Tandil, el punto individual más alto de Independiente en el triunfo del viernes ante Estudiantes de Olavarría por 62-60 en el polideportivo Duggan Martignoni, por la tercera fecha del Torneo Federal de Básquetbol.
El siguiente es el informe vinculado a las producciones personales del elenco tandilense:
Kevin Jerez Pilotti: Tuvo un muy buen comienzo, dándoles dinámica a los ataques rojinegros. Con el correr de los minutos se fue desdibujando, irregular en sus lanzamientos y con algunas inseguridades en el traslado. No logró meterse de lleno en el juego, en parte por la acumulación de faltas.
Leandro Portillo: La figura por lo hecho en el cierre del partido, cuando los méritos se potencian en este tipo de desenlaces. Bien controlado por “Juani” Mateo, su producción venía siendo discreta hasta que en el epílogo “se hizo cargo”. Anotó los últimos 6 puntos de su equipo, sin titubear desde la línea de libres (4/4) y aportando un doble vital sobre el cierre de una posesión. Goleador rojinegro con 15. En defensa ofreció un gran despliegue para perseguir a Mateo, cuyos puntos fueron, casi en su totalidad, fruto de ataques en transición.
Valerio Andrizzi: Sin descollar, el capitán volvió a cumplir. Aportó 11 puntos sabiendo seleccionar sus lanzamientos (4/7 de cancha) y encestando dos tiros libres en un momento de altísima presión. En defensa, por momentos sufrió la mayor talla de Rodrigo Sánchez.
Sebastián Sevegnani: No pudo completar una buena noche. Debió sentarse apenas comenzado el juego por acumular dos infracciones prematuras y cuando regresó al rectángulo, en el tercer cuarto, no pudo establecer diferencias, más allá de su entrega defensiva, sello distintivo en él. Sin puntos, fallando sus cuatro tiros de campo.
Alejandro Arca: Pintaba para figura de Independiente y sólo no lo fue por la aparición de Portillo en el final. Intimidante en defensa y preponderante en ataque. Mejoró ostensiblemente facetas de su juego, como la disminución de faltas personales y la capacidad para resolver en el uno contra uno, potenciando su destreza con la mano menos hábil (la izquierda).
Leandro Mateo: Aportó soluciones llegando desde el banco, sobre todo cuando se decidió a ser agresivo. Le regaló al espectáculo tres volcadas, una de ellas coronando un alley oop en complicidad con Jerez Pilotti. No estuvo fino a la hora de manejar el balón, propiciando varias pérdidas.
Ezequiel Barroso: Ingresó para darle descanso a Jerez Pilotti y condujo con sobriedad, sin intentar forzar situaciones.  Aportó 2 puntos en 7 minutos.
Jonathan Carabajal: La prematura salida de Sevegnani por faltas lo mandó al rectángulo cuando transcurría el segundo cuarto. En el escaso tiempo que permaneció en cancha (3’) bajó un rebote y no lanzó al canasto.
Cristian Hillebrand: Entró entonado, consiguiendo una jugada de doble y falta que supo capitalizar desde la línea. Luego no aportó demasiado. Cuando trabajó en el perímetro sufrió la muy buena defensa que allí ejerció Estudiantes.
Gastón González: En defensa respondió bien, sacrificándose en inferioridad de talla ante Sánchez. Capturó 3 rebotes y no intentó al aro.
Santiago Dilascio: Sin asumir un protagonismo mayúsculo, fue un correcto armador en la búsqueda de suplantar a Jerez Pilotti. Su mayor virtud fue imprimirles vértigo a varios de los ataques rojinegros.

Lautaro Lanusse: Jugó apenas 45 segundos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario