Portillo y Arca, los puntos altos de una sólida actuación

Más allá de la solidez y la constancia defensiva, y de la correcta utilización de los sistemas en ataque, Independiente muestra algunos puntos altos en las producciones individuales. En la noche del viernes, fueron Leandro Portillo, goleador del partido con 20 puntos, y Alejandro Arca los jugadores que estuvieron un escalón sobre el resto en cuanto a su rendimiento. Este es el análisis de las actuaciones del rojinegro, que sigue como escolta de la Conferencia Capital-Bonaerense del Torneo Federal, ahora más cerca del líder Estudiantes de Olavarría, tras su derrota ante Unión Vecinal, en La Plata:
Leandro Portillo: Siempre imponiendo su experiencia para marcar los tiempos del partido. Una gran labor defensiva, para anular a Santiago Cedones Sagastume, una de las armas de ataque más importantes de Villa Mitre, y fundamental en ofensiva, muy activo en la circulación de la pelota, y con efectividad en sus lanzamientos de cancha. Sus números demuestran su regularidad: 6 de 10 en lanzamiento de campo, 3 de 6 en triples y 5 de 6 en libres.
Alejandro Arca: Su notable progreso se nota en cada partido y lo ha convertido en una pieza clave del equipo. Aprendió a imponer su portentoso físico sin cometer muchas infracciones, y eso lo hace fundamental en defensa. El viernes maniató a Martín Sekas, el hombre grande de Villa Mitre. Además aportó su dominio en el aro rival. Sus movimientos en la pintura fueron difíciles de detener, logrando 17 puntos (7 de 10 en tiros de campo) y atrapando 10 rebotes, tres de ellos ofensivos. 
Lucas Picarelli: La suficiencia de costumbre para conducir al equipo. Acertó sus dos intentos de 3 puntos en el primer cuarto, cuando Independiente comenzó a construir la diferencia que sería determinante en el resultado. Aunque con intermitencias, mostró su versatilidad ofensiva, con veloces penetraciones o con tiros de media distancia.
Sebastián Sevegnani: La intensidad de siempre, para hacer su trabajo y suplir los minutos de ausencia de Arca, defendiendo a un hombre más grande como Sekas. Su temperamento lo traicionó en algunas ocasiones, tomando decisiones apresuradas en ataque, aunque claramente su balance fue positivo, en cuanto a trabajo en equipo y puntos (10). Esta vez no encontró su buen tiro de 3 puntos (0 de 2).
Valerio Andrizzi: Cumplió en defensa, pero no halló el ritmo para lastimar con sus lanzamientos, más allá de que el equipo encontró otras alternativas en ataque. Sumó 8 puntos con 4 de 9 en tiros de cancha y falló su único intento de 3 puntos.
Santiago Dilascio: Otra vez a la altura de las circunstancias cuando le tocó suplir a Picarelli (el desarrollo del partido hizo que terminara jugando más minutos que el base titular) en la conducción. Tuvo algunos problemas para escapar de las cortinas, pero impuso su acostumbrada presión defensiva sobre el base rival, y mostró algunos destellos en ataque, como una exquisita asistencia, después de una faja, para Sevegnani.
Facundo Varela: Un muy buen aporte desde el banco. Impuso su presencia en el poste alto, buscando penetraciones con descargas o encontrando espacios para su buen tiro de larga distancia. Logró 10 puntos, con buenos porcentajes de cancha.
Lautaro Lanusse: Tuvo casi 13 minutos en cancha, pero no pudo mostrar sus virtudes. Aplicado en defensa, no desentonó con el resto del equipo, pero le faltó tener más participación en ataque, con apenas tres intentos fallados. 
Gastón González Krupik: Otro que no pudo mostrar su juego a pesar de tener varios minutos en cancha, más allá de que cumplió su parte en defensa. Escasa efectividad en sus tiros de larga distancia.
Jonathan Carabajal: Ingresó en la parte final, con el resultado definido. Impuso su altura en algunas intervenciones defensivas, pero no estuvo certero en el aro de enfrente.
Emilio García: El debut del juvenil que se incorporó este año al equipo. Defendió con intensidad pero mostró poco en ataque, fallando su único intento de larga distancia.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario