Preocupa a empresarios de Tandil el cese de la cadena de pagos y la falta de obras a futuro

El campo vuelve a la ruta; las carpas, a la plaza. En el Congreso se debaten las retenciones y el conflicto continúa. Mientras tanto, las consecuencias de los cien días y más que ya transcurren se están haciendo notar en las economías de los distintos comercios y rubros que están directa o indirectamente relacionados con el sector agropecuario.
Una de las empresas que se está viendo altamente perjudicada es Paz Hermanos, del rubro de la construcción. Santiago Paz, uno de los titulares de la misma, aseguró a Multimedios El Eco que la situación que atraviesan muchas empresas de Tandil es bastante delicada.
?Veníamos trabajando muy bien, muy parejo, incluso con inversiones en la fábrica de pisos de hormigón, sector de la empresa que se dedica al campo y a la ciudad, veníamos con obras y reposición de obras, pero a partir del mes de abril se empezó a parar todo, a tranquilizar el pedido de presupuestos, pero lo más grave de todo es que las obras terminadas son muy difíciles de cobrar?.
Así describió el panorama Santiago Paz, agregando que ?para la empresa, si no cobramos lo anterior, si no hay ventas a futuro, no hay anticipos de entrega de obra, teniendo en cuenta que por lo general, el 30 por ciento de la venta de la empresa son los pisos de hormigón y si la ciudad está resentida porque el campo no consume, entonces la empresa se viene abajo por todos lados?.

Empresa familiar

Se consoló pensando en que se trata de una empresa familiar. ?Somos cinco hermanos, aquí en la empresa y somos muy austeros, estamos acostumbrados a cuidarlo mucho todo y hasta ahora estamos bien, pero el futuro realmente es bastante preocupante porque si esto no se soluciona, no va a haber ventas para el campo, y la ciudad tampoco se va a recuperar?, vaticinó.
La empresa Paz Hermanos da trabajo actualmente a diez personas que por supuesto están blanqueadas y con todas las de la ley, ?y cobran todo lo que tienen que cobrar y lo único que hemos hecho hasta ahora es bajar horas extras. Estábamos con dos horas extras por día y actualmente no las tenemos. Es lo mínimo que hicimos hasta ahora, pero nos da verdaderamente mucha lástima porque estábamos con un ritmo de producción muy bueno, con todo programado y me da lástima tener que parar en un momento como éste?.
?Creo que el contexto internacional del mundo de la alimentación hace que la Argentina tenga que trabajar sí o sí, por eso es que todos estábamos trabajando bien, pero ahora cómo va a seguir esto es una incertidumbre muy grande?, dijo Paz.

Casi treinta años de trabajo

Santiago Paz contó, con bastante desazón, que la empresa está a punto de cumplir 30 años. ?La empresa tiene 29 años trabajando en el mercado. Fue fundada por nosotros. Hemos pasado épocas bravas y épocas buenas. La década del ?90 fue muy dura, porque con el uno a uno el campo no tenía rentabilidad y fue ahí que nació la fábrica de pisos, porque tuvimos que pensar en hacer hormigón de otra manera, no sólo en planchones y postes para las obras. Salimos a hacer otra cosa porque obras no se vendían?.
Esta fábrica, con el correr de los años, fue ampliamente mejorada. Hemos invertido mucho dinero en ella y eventualmente anda muy bien. Estamos llegando a Neuquén, Puerto Madryn y a toda la provincia de Buenos Aires. Veníamos trabajando bien en los dos sectores de la empresa, obra y fábrica de pisos, pero ahora se vinieron las dos abajo?.
Sobre la posibilidad de reconversión y las perspectivas acerca de que la cadena productiva se vuelva a activar, Santiago Paz expresó que ?van a tener que actuar muy inteligentemente en la Cámara de Senadores para que esta ley, que perjudica muchísimo al campo, no avance. Tienen que darse cuenta de que si no alientan a la producción, todo el país se viene abajo. Con mis hermanos estamos muy preocupados por el sector del campo que es el motor de todo el país. El que no se da cuenta de eso es porque tiene los pies en otro plato. Tienen que pensar y ser muy inteligentes como para que esto no avance?.

Aguante para el impasse

La primavera no será la misma si no se revierte la situación. ?Así, de esta manera, no llegamos a la primavera. De acá a fin de año si no se revierte la situación, son muchas las empresas que van a tener graves problemas?.
Santiago Paz, más allá de la incertidumbre que hoy lo envuelve junto a sus hermanos, es optimista. ?A pesar de todo, somos muy optimistas, por eso hemos hecho todo lo que hicimos, pero si de arriba no hay señales, estamos listos?.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario