Preocupa el auge del delito en los campos de la Provincia

La Mesa de la Provincia de Buenos Aires de la Federación Agraria (FAA) expresó su preocupación por el delito rural en el interior bonaerense, por lo que se reunió con el equipo de la Secretaría de Seguridad Interior de la Nación y acordaron medidas de prevención.

Durante el encuentro, acordaron realizar una nueva capacitación del personal policial que integran las Patrullas Rurales.

La dirigencia agraria ofreció su participación activa respecto a las particulares condiciones de la realidad rural que difiere del tratamiento de la seguridad urbana.

“Entendimos que la capacitación al personal policial es fundamental y hay un reiterado reclamo por esto. Acordamos en colaborar para perfeccionarla en ese sentido con el aporte y la visión también de los que vivimos y trabajamos en el interior y, particularmente en el campo”, dijo el director y coordinador para la provincia de FAA, Jorge Solmi, de Pergamino.

El dirigente dijo que “el personal de seguridad debe conocer la zona y la forma de concreción de los delitos del campo para poder prevenirlos y también saber actuar una vez consumado el hecho”.

Además, se intensificarán los patrullajes y medidas preventivas con el fin de detener una ola de delitos, donde lo agrario es de los principales blancos de parte de la delincuencia.

“En el interior la inseguridad es uno de los temas que también preocupa a los chacareros” relató Solmi, quien señaló que “es evidente que año tras año no solamente hay robo de ganado sino también hechos violentos con asesinato, incluso, de productores”.

Las partes analizaron las zonas más conflictivas en el marco de la seguridad rural y se decidió una inmediata recorrida a la que se convocaría a las entidades del sector.

En la gestión anterior se anunció que los delitos rurales ya tenían fiscalías específicas en la provincia de Buenos Aires y que se ponían en marcha en Bahía Blanca, Nueve de Julio y Olavarría, sitios donde se perpetran hechos punibles en el campo con asiduidad.

Las autoridades se habían comprometido a que habría formación específica en delitos rurales en las escuelas de Policía, pero los problemas de seguridad en el campo bonaerense no mermaron.

Así en el ámbito del Departamento Judicial Bahía Blanca comenzó a funcionar una unidad especializada dedicada a los delitos rurales, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 11, la cual encabeza el fiscal doctor Mauricio Del Cero.

Esta nueva dependencia pondría especial atención en hechos de hurto, abigeato, vinculados tanto con la actividad rural como los que padece la fauna silvestre.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario