Preocupación por un posible reintegro por las viviendas del Desarrollo Urbanístico

Tras sorteo de las viviendas del Desarrollo Urbanístico del Procrear se inició el proceso de convocatoria a aquellas familias que resultaron beneficiadas en esta primera etapa de las 490 viviendas del barrio de 628. En un primer acercamiento surgió la preocupación de algunas familias que ante un inicial llamado del Banco Hipotecario se encontraron con que debían considerar la posible entrega de un monto de dinero.

En concreto este Diario recibió el planteo de algunos vecinos de la ciudad que se sorprendieron al enterarse de la existencia de un ajuste que podrían llegar a realizar para acceder a una de las unidades habitacionales que se levantan en el ex predio del Ejército.

En principio, el programa establece un anticipo que el adjudicatario abonará en cuotas hasta que se concreta la entrega de la casa, para comenzar así con la devolución del crédito otorgado.

Pero además se evaluará en cada caso si de acuerdo a la capacidad de toma de crédito y el valor de la propiedad tienen que integrar otro monto.

Fuentes de Anses consultadas por este Diario, que recibieron inquietud por la implementación de la modalidad, aseguraron que el anticipo estaba previsto en las bases y condiciones y en el proceso de inscripción y que inclusive se conocía el valor asignado a cada propiedad.

No obstante desde el organismo solicitaron aguardar hasta establecer la entrevista personalizada para evacuar consultas y determinar cada caso en base a sus características, aclarando que otros desarrollos urbanísticos finalizados comenzaron a adjudicarse.

En principio hacia fines de esta semana comenzarán las primeras entrevistas en forma particular, lo que permitirá evaluar cada caso.

 

El proceso

 

El proceso se inició esta semana. Personal que trabaja para la entidad financiera del programa comenzó a comunicarse vía mail con las 490 familias que resultaron ganadoras del sorteo que se concretó el pasado 25 de abril en la sede de la Unicén.

En un primer contacto, y con los datos que el banco tenía, se les explicó a algunos de ellos cómo se iba a instrumentar la modalidad para el Desarrollo Urbanístico.

Y también otorgó citas para comenzar con la denominada simulación crediticia, la instancia que da inicio al trámite, que se realizará en forma personalizada en la sede local.

En principio, de acuerdo a la capacidad financiera se informará el crédito a otorgar y cómo será el anticipo. Esa suma se abonará en forma mensual hasta que se concrete la entrega del departamento asignado.

En ese marco, y en función de las características de la unidad habitacional elegida, su valor, y el crédito que se pueda tomar, se definirá si corresponde o no una diferencia a saldar.

De todos modos se aclaró que aún no se avanzó con el proceso de simulación por lo que aún se desconoce si efectivamente se darán los casos.

No obstante, y mediante una evaluación inicial e informal, se habrían dado casos en los que grupos familiares con los haberes del segmento más bajo que eligieron la casa de menor valor no debían abonar la diferencia, puesto que con el dinero que se le asigna, cancelarían el precio de la casa.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario