Presentarán en fiscalía la lista de las familias que ocuparon

Pasó la primera jornada tras la toma de los lotes en la cima del cerro El Granito, en Villa Cordobita, pertenecientes a la desaparecida firma Tandilia SRL, y algunos miembros de las 130 familias pasaron la noche en el lugar. La jornada transcurrió entre el armado de improvisados refugios y fogatas, mientras se mantenía el arribo de materiales (entre chapas y maderas). La escena se completó con la presencia de varios móviles policiales, que transitaron las calles internas del barrio cerrado para evitar complicaciones.
Con la tranquilidad de que el grupo tiene “derecho a poseer” esas tierras, Griselda Altamirano informó que mañana se presentará en la fiscalía con el listado de las 130 personas que certifica que “son todos de Tandil”, y así “cerrar el debate” sobre la procedencia de los ocupantes.
“Vamos a seguir firmes y esperando”, ratificó la dirigente de la agrupación 1ro. de Octubre que, junto a Jorge Lezica, impulsó la toma, y garantizó que “no estamos afectando para nada el funcionamiento del barrio ni de las dos manzanas donde habitan estas personas, que también fueron utilizadas para contraponerlas a nuestro reclamo”.

“No estamos cometiendo ningún delito”

En medio de un inusual movimiento de autos y personas en una zona que suele destacarse por su soledad, Altamirano repasó las novedades de la última jornada, ratificó las razones de la medida y confirmó que mañana se acercará a la sede del Poder Judicial para sumar el listado de las personas que participaron del accionar. “Tenemos la seguridad de que tenemos derecho a permanecer en el lugar que estamos”, aseveró.
Dijo también que ayer por la tarde los vecinos se reunieron en asamblea para definir los próximos pasos y las alternativas frente a las novedades surgidas luego de la sesión especial del Concejo Deliberante convocada ante la toma, reafirmando “el derecho a poseer esta tierra”, que es “acéfala y vacante”.
“No estamos cometiendo ningún delito como se quiere instalar”, enfatizó y explicó que para que exista una usurpación “primero tiene que haber clandestinidad, mala fe y un titular”, que en este caso “no existe” dado que pertenecen a una empresa que quebró hace más de cinco décadas.
“Es un huequito legal que utilizan los funcionario, abogados y escribanos para quedarse con la tierra. Pero esta vez la posesión la tomaron los trabajadores”, sostuvo la ex militante de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

No hay denuncia por ocupación

Ante lo sucedido en las últimas horas en el ámbito político, con el acuerdo alcanzado entre oficialismo y oposición y el rechazo y repudio unánime a la acción, Altamirano se mostró sorprendida por la falta de “debate real” en el Legislativo en torno a “si tenemos o no derecho a poseer y si existe o no una denuncia penal por usurpación”.
Se detuvo sobre el último punto al argumentar que la presentación ante la Justicia “no existe” y que, por el contrario, “lo que hay es temor de los vecinos frente a nuestra ocupación, de que avancemos sobre sus lotes”.
“Para que exista denuncia tiene que ir (Mario) Cerviño a la fiscalía y llevar las escrituras de todos estos lotes, que son falsas”, ratificó y citó la presentación de los vecinos este viernes por la mañana, “pero nosotros no estamos avanzando sobre sus lotes por lo que no pueden hacer una denuncia por usurpación”.

“Intereses cruzados”

Desde su perspectiva Altamirano evaluó que “hay muchos intereses cruzados que vale la pena discutir”, al igual que el modo en que “se llegó a esta instancia”.
En ese sentido, advirtió que “tranquilamente estos lotes de Tandilia podrían haber pasado al patrimonio del Estado para generar viviendas y no se hizo”.
“Se sentencia y se pide el desalojo cuando en el conflicto entre privados el particular no nos denunció”, subrayó.
También hizo un reclamo al expresar: “Si saben que hay tierra disponible o vacante y a partir de ahí generar suelo urbano, por qué no lo hicieron. Los distintos juicios sobre apremios que se fueron presentando durante todos estos años sirvieron para detectar qué tierra estaba disponible. No hicieron un remate o solicitaron que pasaran al patrimonio del Estado”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario