Presentaron Huayra, el sistema operativo libre desarrollado por el Estado nacional

El ministro de Educación de la Nación, destacó que "es un sistema nuestro, gratuito, pensado para incorporarse a las más de 3 millones 200 mil  netbooks entregadas por el gobierno nacional a docentes y alumnos, y destinado también a toda la administración pública".

Huayra se basa en el sistema operativo de código abierto Debían GNU/Linux, una multiplataforma diseñada para usarse en el futuro en celulares, tabletas y otros soportes.

Con cientos de aplicaciones ya instaladas y configuradas, el sistema ofrece editores de imágenes, de audio, navegadores, simuladores, mensajería instantánea, aplicaciones de microblogging, juegos, programas de ciencias, manejo de fotografías, herramientas de programación y edición de partituras, entre otras herramientas.

Huayra puede adaptarse a las necesidades específicas de alumnos, docentes y escuelas, traducirse a lenguas originarias y modificarse según los requerimientos de personas con discapacidad.

Para descargar Huayra y obtener más información sobre el sistema operativo, se puede ingresar al sitio http://huayra.conectarigualdad.gob.ar. u

Foto 8loc

 

Mundo móvil

¿Qué celular me puedo comprar?

La aparición de nuevos teléfonos en las últimas semanas amplió la oferta existente y mejoró las prestaciones que se ofrecían. Guerra de marcas y sistemas operativos.

Hay que decirlo claro y sencillo: no termina uno de acostumbrarse a un celular nuevo que ya hay (al menos) dos versiones nuevas del mismo. Es que en el mundo de la tecnología pasa exactamente eso: es tan vertiginoso el proceso que uno nunca llega (ni tampoco el bolsillo) a tener ese producto innovador que se presenta.

El ejemplo más concreto es la gente de Apple. El año pasado lanzaron el iPhone 5 como una superación de su línea de teléfonos móviles. La semana pasada ya lo cambiaron “por uno superior” al que llamaron iPhone 5S y las prestaciones del presentado hace doce meses ahora las denominan bajo el manto del iPhone 5C, un celular económico de la marca de la manzanita. ¿Es decir que el teléfono que compré el año pasado ya no sirve? Para nada, debe ser uno de los mejores en el mercado, pero la vorágine es muy grande para detenerse.

A la hora de adquirir

Cada vez que alguien me pregunta qué celular se puede comprar lo primero que respondo es: “Qué uso le vas a dar”. Porque seamos sinceros. No hace falta tener una máquina de última generación si simplemente lo usamos para llamadas y mensajes. Hay teléfonos más sencillos y económicos en el mercado para hacer esas cosas.

Una vez definido el uso que le daremos al teléfono empezamos a ver qué hay en el mercado. Acá entra en juego, sin dudas, el tipo de usuario que uno se considera del mundo móvil. Los sistemas operativos actuales (iOS, Android, Windows Phone) son diferentes en su concepción e interfaz. Sin dudas el que ha ganado terreno en los últimos dos años ha sido Android, que aclaración al margen es de Google –el gigante informático-. Su plataforma, al ser sencilla y abierta, logró una adopción de muchas marcas como Samsung, Motorola, LG, Acer, HTC, entre otras, y popularizó el sistema que hoy reina en todos los smartphones. Ah, porque estamos hablando de teléfonos de gama media/alta, esos que vemos que nos ofrecen como la salvación a nuestros problemas aunque son simples celulares.

Los únicos móviles que cuentan con iOS son los de Apple, es decir, los iPhone. El sistema operativo que fue punta de lanza en esto que se llamó teléfonos inteligentes, hoy se encuentra únicamente circunscripto a éstos celulares. Es decir: quiere usar iOS en su teléfono, deberá tener alguna de las versiones del iPhone.

Por último está Windows Phone que hace dos semanas fue noticia ya que Microsoft, propietario del sistema operativo en cuestión, adquirió la división de celulares de Nokia, la reconocida e histórica marca de teléfonos de origen finlandés. ¿El objetivo? Popularizar y rentabilizar aún más su sistema operativo que hasta ahora se encuentra en los Nokia Lumia y que son muy similares a las interfaces de Windows 8.

Entendiendo los sistemas operativos presentes (siempre averigüe cuál es la última versión del mismo porque eso es otro problema después), es hora de elegir el celular que queremos de acuerdo a nuestras necesidades.

Pantallas cada vez más grandes

Si había una carrera de las marcas de los a finales del siglo pasado y principios de éste es que todos buscaban hacer el más chico de todos, capaz de que nuestra palma de la mano sea mucho más grande. Motorola fue un claro ejemplo, con el V60, uno teléfono con tapa y color gris. Si el lector tiene unos años, se debe acordar.

Pero todo se revirtió y ahora los celulares se están volviendo cada vez más grandes. Caso emblemático es el Samsung Galaxy Note, que por su tamaño ha generado un nuevo concepto: phablet, un producto híbrido entre una tablet y un Smartphone.

Volviendo al tema de las pantallas grandes, tienen una explicación: la definición de colores que se busca imprimir y la calidad de la misma. Quien haya tenido la oportunidad de utilizar celulares de gama alta (Galaxy, iPhone, Moto X, Lumia, etc.) entenderá que los colores se ven como colores reales. Las pantallas son de alta calidad lo que permiten una percepción a nuestra vista de pureza cromática.

Y bajo estos parámetros de necesidad de tener pantallas grandes, con cámaras con mayores megapíxeles, con doble procesadores internos, con todo tipo de conexiones, los celulares más nuevos se han vuelto complejos productos donde podemos llevar lo que antes hacíamos en diferentes aparatos.

¿Y entonces cuál compro?

Lo último que deberá saber antes de adquirir un teléfono es algo más que importante: cuál hay disponible. Y es que la demanda de celulares ha crecido tanto en el país que tenemos la irrisoria marca de 60 millones de líneas cuando somos 40 millones de habitantes. Además, no siempre lo que queremos “está en stock”. Es más, casi nunca. Entonces Internet juega un papel fundamental. ¿Por qué? Porque hay muchas opciones para conseguirlos.

Me tomaré una atribución que el lector no me brindó pero les recomendaré una serie de teléfonos que hoy son de lo mejor que hay en el mercado. Los cuatro primeros puestos se lo llevan el Samsung Galaxy 4 (el 3 es excelente también), el iPhone 5 (el 4 también es muy bueno), el Motorola RazrI y el Sony Xperia Z. Casi todos, disponibles hoy en mercado argentino, salvo el de la manzanita que es más complicado conseguir ya que no ensambla sus partes en el país. Un “tapado” es el HTC One, también recomendado por éste autor.

Pero seamos sinceros: no siempre tenemos el dinero suficiente para adquirir los últimos modelos de los celulares. Por eso hay que averiguar e informarse previa visita a nuestra operadora de turno. Quizás un modelo más antiguo de la marca que deseamos se ajuste más que bien a nuestras necesidades y, obviamente, a lo que contamos para adquirirlo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario