Presentaron proyectos para mejorar el sistema de transporte de pasajeros

En medio del debate por el tratamiento del incremento de la tarifa del transporte público urbano de pasajeros, el concejal José Luis Labarní (UCR) presentó un proyecto para formar una comisión permanente de seguimiento de los costos y el servicio. En simultáneo, Darío Méndez (FPV-PJ) aportó otros tres proyectos de ordenanza, uno para ampliar los alcances del PASE (Programa de Accesibilidad Socio Educativo), el segundo para crear el boleto combinado universal y por último, un pedido para que el Ejecutivo sancione a la Línea 501, que bajó a dos menores en el recorrido camino a La Elena.

Este año, con la nueva conformación del Legislativo, la discusión no quedó restringida a las tarifas y los ediles plantearon la necesidad de mejorar la calidad del servicio, sobre todo a partir de las denuncias de los usuarios. Como dos casos testigos, aparecieron en los últimos meses las denuncias de la familia Marcussi y la última de parte de la madre de dos menores que habrían sido maltratados por un chofer.

Tal vez, lo más significativo fue que en plena sesión no se quedaron en los discursos sino que avanzaron con la presentación de proyectos que elaboraron en forma simultánea al estudio de los números del transporte en Tandil.

 

Comisión de seguimiento

 

En principio, el proyecto que presentó Labaroní propone la creación de la Comisión Permanente de Seguimiento de Costos del Transporte Público de Pasajeros del Partido de Tandil, dentro del ámbito del Concejo Deliberante, que estará integrada por los presidentes de las comisiones de Transporte y Tránsito y Economía y Administración; dos concejales del bloque oficialista; un legislador por cada bloque de la minoría; un representante del Departamento Ejecutivo y otro de la Cámara de Transporte.

Este cuerpo tendrá como función “hacer un seguimiento continuo de la evolución del servicio de transporte de pasajeros, a los efectos de contar con información más completa y precisa al momento de definir el valor de las distintas tarifas del transporte público de pasajeros”.

La comisión será coordinada por el presidente, quien deberá recibir las notificaciones de designación de los representantes del Ejecutivo y los transportistas, convocar a la comisión y notificar a la autoridad correspondiente las resoluciones de la comisión, que no serán de carácter vinculante.

Por último, la iniciativa contempla que para acceder a información más fiable y tender al mejor desempeño de la comisión, se podrán suscribir convenios con las distintas unidades académicas de la Unicén.

 

Evitar las polémicas

 

Al fundamentar su plan, el concejal Labaroní consideró que “la tarifa y el servicio de transporte público siempre generan polémica a la hora de las definiciones, entrando en un juego de distintos criterios que abarcan la diversidad y disparidad de los datos de los estudios que se realizan”.

Por otra parte, valoró que con la implementación del boleto electrónico y la gestión del SUMO, se debería avanzar en la unificación de criterios sobre los cuales no se discuta “puesto que el sistema de costos con un servicio definido, parametrizado y determinado, debería ser unívoco en cuanto a su estructura de gastos y la necesidad de recursos”.

Además, en los considerandos indicó que “la gestión de costos es de gran interés para la empresa al ser fundamental para la toma de decisiones. Y en este caso también lo es para el Concejo Deliberante, quien decide sobre el valor de tarifa del transporte público de pasajeros de la ciudad en función del servicio que se pretende prestar”.

Por otra parte, marcó la necesidad de un seguimiento continuo de la evolución de los costos del sistema de transporte y la inflación sobre los mismos, al momento de contar con información más precisa para definir el valor del boleto.

Por último, mencionó que el boleto electrónico, como avance tecnológico, permite obtener datos fidedignos sobre el uso del transporte como afluencia de pasajeros, personas transportadas por modalidad de boleto, distribución de la demanda por horarios, relación origen y destino, cumplimiento de recorridos y frecuencias establecidas, horarios de salida, medición de frecuencia en recorrido, interrupciones o demoras en los servicios, cantidad de vehículos afectados, kilómetros recorridos, velocidad comercial, cantidad de servicios, cálculo aproximado de consumo de combustible. Estas estadísticas serán un “insumo fundamental” para tomar decisiones sobre los costos del transporte público y la modificación de recorridos de acuerdo a la demanda.

 

Combinado universal

 

Por su parte, el concejal del FPV-PJ Darío Méndez presentó un proyecto de ordenanza para establecer el boleto combinado universal para todas las líneas del sistema de transporte público de pasajeros, que son la 500, 501, 502, 503, 504 y 505.

El vicepresidente de la Comisión de Transporte fundamentó que recibieron “la demanda generalizada de vecinos de nuestra ciudad de contar con la posibilidad de combinar el boleto entre las distintas líneas que componen el sistema de transporte urbano de pasajeros”.

Mencionó que la Ordenanza 9692/05 -que se debería derogar-, en su artículo 1, instituye el boleto combinado con la metodología de conectar a las líneas 500 con 501, 500 con 504 y 503 con 505.

Citó que a partir de la implementación del Sistema Integrado de Boleto Electrónico -que abarca a la totalidad de las empresas- es posible, en términos tecnológicos, la combinación universal entre todas las líneas de colectivos.

Por último, el legislador destacó que “será necesario, de igual modo, establecer cuáles serán las paradas asignadas dentro de los recorridos de cada línea, para establecer la posibilidad de combinación universal”.

 

 

CON RECURSOS DEL FONDO EDUCATIVO

 

El FPV impulsa ampliar la cobertura del PASE

 

El bloque del FPV-PJ, a partir de la iniciativa del edil Darío Méndez, también presentó un proyecto para ampliar la cobertura del PASE (Programa de Accesibilidad Socio Educativo), al plantear modificaciones a la Ordenanza 13.235 de 2013.

En el artículo 3, además de la cobertura prevista a los establecimientos de gestión estatal de jurisdicción nacional, provincial y municipal en ciclo obligatorio y sus modalidades, educación de adultos primaria y secundaria, ciclos superiores universitarios e institutos de educación superior de gestión estatal, y carreras aprobadas por norma municipal y dictadas en establecimientos educativos municipales sin goce del beneficio garantizado por la pertenencia a otro nivel, le incorporó “programas nacionales y provinciales de la Dirección de Políticas Socioeducativas”.

Además, pretende modificar el artículo 4 para que puedan acceder al PASE “todos los alumnos regulares de las instituciones de gestión privada que se encuentren alcanzados por el sistema de becas económicas de la institución de la ciudad de Tandil a la que concurren, sea de jurisdicción nacional, provincial o municipal y que se encuentren”, en “el ciclo obligatorio y sus modalidades según lo establecido por la Ley de la Provincia de Buenos Aires” y “los ciclos superiores universitarios e institutos de Educación Superior”.

Por otra parte, propuso ampliar la cantidad de pasajes a 50 ya que hoy el máximo por titular es de 40 boletos. En tanto, para los alumnos que concurran a establecimientos de doble escolaridad o jornada extendida, indicó que se debería otorgar un beneficio del ciento por ciento, cuando la norma original establece sólo el 20 por ciento.

 

Los fundamentos

 

El proyecto se generó a partir de la petición de algunos alumnos que manifestaron que el cupo disponible por mes que les asigna el PASE no alcanza a cubrir la totalidad de los pasajes para concurrir a las escuelas en los distintos horarios obligatorios.

Además, recordó que los programas socioeducativos “se proponen promover políticas para la inclusión, igualdad y calidad educativa en los términos expresados por la Ley de Educación Nacional 26.206”, pero además “apuntan al fortalecimiento de las trayectorias educativas de niños, niñas y jóvenes en contextos socioeconómicos vulnerables a través de la asignación de los recursos necesarios que contribuyan a la igualdad de oportunidades, a la ampliación de los universos culturales y a una educación de calidad”.

En ese marco, informó que en Tandil se desarrollan tres programas de ese tipo, que son los CAI (Centro de Actividades Infantiles), CAJ (Centro de Actividades Juveniles) y Patios Abiertos.

Por último, consignó que el Presupuesto Municipal 2016 establece una partida de 7.801.958,39 pesos para el sostenimiento del PASE. Sumado a esto, durante la sesión Darío Méndez sostuvo que el programa se solventa con recursos del Fondo de Financiamiento Educativo y está proyectado para este año que la comuna reciba unos 65 millones de pesos.

 

 

Piden que el Ejecutivo sancione a la Línea 502

 

 

El bloque del FPV-PJ presentó un proyecto de comunicación para instruir al Departamento Ejecutivo que aplique el artículo 69 -sobre penalidades- del pliego de bases y condiciones del transporte público urbano de pasajeros, a partir del hecho que denunció Guadalupe Astigueta el 6 de mayo pasado.

Se trata del caso que se registró el último 5 de mayo, cuando dos niños fueron obligados por un conductor a descender de un colectivo de la Línea 502 de la firma Transportes La Movediza SA, previo a finalizar el recorrido.

En este aspecto, la comunicación consignó que el artículo 234 de la Ley Orgánica de las Municipalidades determina que en los contratos de concesión las empresas deberán aceptar que la comuna fiscalice las actividades en lo atinente a la prestación del servicio y cumplimiento de tarifas y precios.

Sumado a ello, en la ordenanza que aprobó el pliego de bases y condiciones del transporte se estableció que se deben adoptar recaudos para evitar alteraciones en el servicio y garantizar la continuidad “evitando situaciones de cualquier tipo que perjudiquen la tranquilidad pública, el orden y la seguridad de las personas”.

También, en el punto 9 se determinó que se deben “respetar las paradas establecidas en el área urbana para el ascenso y descenso de pasajeros”.

En tanto, en el pliego, Capítulo XV artículo 69, se consignan las penalidades para los adjudicatarios por incumplimientos en el servicio, y el punto 2 sostiene que “las modificaciones de recorridos -transitorias o permanentes- sin cumplir con el procedimiento establecido por la reglamentación vigente, serán sancionadas con multas de mil boletos sin perjuicio de las medidas que se adopten para la cesación de la irregularidad”.

En el inciso 4 se plasmaron las infracciones que corresponden en cuanto a la vinculación con los pasajeros: “El trato incorrecto de los empleados de la concesionaria hacia los usuarios será penado con una multa de hasta quinientos boletos, sin perjuicio de que la autoridad de aplicación pueda ordenar a la empresa la inmediata separación de el o los agentes cuyo proceder evidenciara peligrosidad para la seguridad de los usuarios o terceros”.

Por otra parte, citaron que el pliego prevé que antes de sancionar se debe intimar a la empresa para que formule los descargos en un plazo no mayor a dos días, pero una vez cumplido este lapso, la multa quedará fijada y el concesionario la tendrá que pagar dentro de las 72 horas siguientes. También recordaron que las sanciones serán aplicadas a los titulares de la concesión, pese a que pueda ser imputable a un chofer u otro trabajador.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario