Presiones para afrontar la ?demanda crítica que permita atender el déficit habitacional?

Tandil junto a los municipios de Balcarce, Ayacucho, General Alvarado, Lobería, Necochea, San Cayetano y Benito Juárez suscribieron un acta de integración regional con el Instituto de la Vivienda provincial y el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, con el objetivo de coordinar acciones y propuestas para avanzar en la atención del déficit habitacional en cada uno de los distritos y darle celeridad a las obras en ejecución, entre otras acciones comunes.
El acuerdo para ?optimizar y reordenar el hábitat social? fue celebrado en un encuentro realizado el miércoles pasado en Balcarce, donde estuvo presente el subsecretario de Planeamiento y Obras Públicas de Tandil, Omar Groh.
El acta fue rubricada por el administrador general del Instituto Provincial de la Vivienda, Carlos Pisoni; la directora de Infraestructura y Tierras del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, Soledad del Cueto, y las autoridades y representantes de los mencionados municipios de la región.
El convenio establece que los organismos firmantes ?exteriorizan su decisión de aunar esfuerzos, coordinar acciones, realizar las evaluaciones correspondientes, establecer propuestas en su consecuencia, instando la continuidad de las mismas con la afectación del personal necesario, destinado a materializar el objetivo común de optimizar y mejorar el hábitat social en los partidos citados?.
También se acordó que las acciones previstas estén orientadas a ?establecer la demanda crítica que permita atender el déficit habitacional consolidando el acceso a una vivienda digna a las familias de esta provincia; viabilizar las obras en ejecución con la celeridad y eficiencia que la situación requiere; y propiciar la normalización y regularización de aquellas situaciones pendientes de solución, que se pudieran presentar en los distintos conjuntos habitacionales construidos con la participación del Instituto de la Vivienda y los municipios?.
Finalmente, se determinó ?conformar los grupos de trabajo necesarios para atender las temáticas establecidas y designando el responsable de cada organismo en la prosecución? de los objetivos.

Plan Federal I y II: continúan  las quejas en el interior

Los planes federales de viviendas, lanzados en julio de 2004 y agosto de 2005, fueron el caballito de batalla de Néstor K para contener esa demanda, ya considerada crítica en el interior, atento al impacto de la inflación en los alquileres y al difícil acceso de la mayoría de la población al crédito.
Anuncios por licitaciones, la inauguración de obras y algunas entregas dieron color a las campañas electorales que se sucedieron durante ese período, y hasta las presidenciales de octubre pasado.
Pero hoy, una gran mayoría de esas obras se encuentra parada debido a la demora de Nación en el envío de los recursos, una mora que, según los cálculos, alcanzaría los seis meses en el mejor de los escenarios.
Esa promesa -que contemplaba un gasto total de 3.900 millones de pesos para la construcción de 120 mil casas en todo el país- hasta la fecha, se han entregado en la provincia, que tenía pautadas 43 mil, menos del 10 por ciento (7,7). El resto, absolutas desafortunadas de un año postelectoral, demoran su inicio, ejecución y conclusión (de acuerdo al caso), en espera de recursos del Estado.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario