Priorizando las ONGs, el Ejecutivo analizará qué terrenos pondrá a disposición del Procrear

En principio, la comuna entregaría los lotes ubicados en La Movediza que sobren del programa diagramado para organizaciones civiles, que fue lanzado hace algunos días. Además, aportaría algunos otros situados en las inmediaciones del barrio Tandil Construye Oportunidades, cerca de avenida Actis y Chapaleofú. 
Nicolini hizo estos anuncios tras el planteo realizado por familias sorteadas que no logran conseguir terrenos que ronden los 100 mil pesos, monto otorgado por el Procrear para adquirirlos. 
Si bien el funcionario confirmó que el Municipio acompañará el avance del plan en la ciudad y que pondrán a disposición tierras públicas, advirtió que “no cuenta con demasiada cantidad”. 
No obstante, aclaró que respetarán el compromiso asumido con ONGs, a las cuales se las invitó a participar el pasado 4 de noviembre de un registro para la compra de tierras para la construcción de viviendas sociales, con una oferta de 180 parcelas en La Movediza.
 
Primero 
las ONGs
 
En diálogo con El Eco Multimedios, Nicolini resaltó la evolución del Procrear y se refirió a las líneas de créditos vigentes, detallando qué ofrece cada una hasta llegar a esta última, en donde la dificultad comenzó a notarse ante la imposibilidad de los beneficiarios de Tandil de adquirir un terreno al valor que se maneja actualmente en el mercado inmobiliario. 
“El valor del terreno es de 100 mil pesos, es lo que otorga el Estado para la compra, y la otra parte es para construir. Acá la disyuntiva son los valores del mercado de los terrenos”, describió. 
Frente a esta situación, Nicolini detalló que “lo que le planteó el director ejecutivo de la Anses (Diego Bossio) al Intendente es si el Municipio de alguna manera puede colaborar en eso para que la gente que ha sido sorteada pueda adquirir un lote. El Intendente le dijo que por supuesto lo vamos a trabajar, pero nosotros tenemos un compromiso de hace pocos meses con ONGs, donde se les va a otorgar lotes que se adquirieron para el Plan Federal II que no se concretó y que estaban sin ocupar, entre 12 y 24 lotes para que construyan viviendas para sus propios asociados. Hemos tenido reuniones y se está avanzando”.
Agregó que “ahora surge este nuevo requerimiento. El Intendente dijo que lo vamos a estudiar. No es sencillo hacer una venta directa para el Municipio por cuestiones legales. Acá se habla de tierras del Estado municipal, que no cuenta con demasiada cantidad de tierras”.
También relató que las del Plan Federal I correspondían a lotes del Plan Familia Propietaria de 1995, “que había sido otorgado por el intendente Zanatelli. Hubo un sorteo importante con dinero que el gobernador Duhalde le dio a todos los municipios para que compren tierra y les facilitó, a través de este plan, loteos de dimensiones más pequeñas”. 
Especificó que se trata de lotes “de 10×30, más chicos pero en una manzana entran más cantidad, por eso es más barato. Después se les otorga un plan en cuotas a valores muy por debajo de los del mercado”. 
“El tema aquí es que siempre hay mayor demanda que oferta de lotes, entonces lo que hay que ver es cómo se asignan en forma directa esos lotes. Esto es lo que se va a trabajar, no se va a poner ningún tipo de trabas”, manifestó, aunque reiteró que “tenemos el compromiso con las ONGs, hay que ver cuántas se inscriben”.
 
La situación
 
El jefe de Gabinete indicó que “el Plan Familia de 1995, todo el Plan Federal I, se construyó sobre lotes que habían sido entregados a personas en 1995 y que no habían construido. El Plan Familia otorga un plazo de dos años para construir la vivienda y si no la construyen, vuelve a manos del Estado. Así es la situación, de 600 ó 700 lotes que más o menos se habían asignado en esa época, el Municipio recobró cerca de 600, es decir, muy poca gente había logrado construir más allá de tener el terreno”.
Entonces, ratificó que “nosotros ahora tenemos este plazo con ONGs para poder acordar quiénes se incorporan al proyecto y los lotes que resten habrá que ver cómo jurídicamente –porque hay cuestiones legales que hay que salvar- se pueden asignar a gente que haya sido sorteada por el Procrear”.
Expuso que “esto hay que trabajarlo y no depende sólo de instancias municipales, por eso hay que conversar con todos los actores que intervienen y legalmente poder definirlo”.
 
La falta 
de terrenos
 
Sobre la falta de terrenos disponibles, analizó que “es un tema que se da en todo el país, no sólo en Tandil, vivimos acá y palpamos la realidad cotidiana. Está pasando en varios lugares porque el déficit habitacional es grande en todo el país, entonces esta herramienta que facilita con una tasa muy accesible, el conseguir un crédito, hace que haya mucha expectativa”. 
El jefe de Gabinete destacó que “es una herramienta favorable para el país y por eso el Intendente está dispuesto a trabajar con quien haya que hacerlo para poder darle una solución. No se olviden también que ni bien salió el Procrear el Municipio puso a disposición terrenos, en ese momento era por si en la opción de sin terreno hacían falta más terrenos”. 
Señaló que “el proyecto de Tandil de 628 viviendas ocupa todo el predio de lo que era del Ejército, que ahora va a ser el barrio del Procrear, entonces allí se agota la cantidad de terrenos para los créditos con terreno del Procrear”.
Insistió al mencionar “la oferta que hizo el Intendente hace casi un año y medio, ni bien se lanzó, de poner a disposición los lotes” y subrayó que hoy, “casi dos años después, esto ha avanzado y hay una opción para la compra del terreno, entonces, el Municipio también avanzó en sus estrategias para ofrecer lotes y lo hicimos basados en la experiencia del Plan Familia del 95, a través de ONGs, para que puedan respaldar a la gente las ONGs”.
En este camino, Nicolini aseguró que el Municipio acordó con Diego Bossio “seguir conversando para ver cómo se pueden salvar algunas situaciones”. u
 
 
 
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario