Productores locales no confían en que una acopiadora estatal de granos mejore la comercialización

Luis García, de Federación Agraria, consideró que “cuanto más mete los dedos el Estado dentro de los negocios más posibilidad de corrupción hay. Sabemos de los nidos de corrupción que hay en este Gobierno. No creo que fuera lo más acertado darle la comercialización de los granos”.  
“En todo el mundo se compite con las cerealeras transnacionales y no hay ningún problema. Nosotros pedimos en un momento si el Estado podía tomar algún tipo de intervención, como cuando teníamos nuestra Junta Nacional de Granos, que nos defendía ante las cerealeras para que no nos expropiaran nuestras cosechas en el momento de mayor venta que era cuando necesitábamos vender los pequeños y medianos productores”, sostuvo.
Y añadió que “lo disolvieron, al igual que la Junta Nacional de Carne y ahora de vuelta quieren tomar intervención. Ellos están convencidos de que el agro somos todos potenciales ricos, que el campo es superavitario. Si quieren participar dentro del campo que lo hagan, pero como productores, no como comercializadores, porque sabemos lo que van a hacer. Después nos van a obligar a que nuestras cosechas pasen a manos de ellos”.
 
Controles
En tanto, García criticó que “ya tenemos todos los controles que pueden ser necesarios, hasta para poder cosechar tenemos que avisar, controles de todo tipo. Creo que ésta es otra forma de pretender controlar qué hacemos con nuestra producción, cosa que no ocurre con ninguna otra actividad”.
Y aclaró que no les molestan los controlen, porque “nadie quiere esconder nada, por supuesto siempre hay, como en todas las actividades, algunos pícaros que quieren evadir. A nosotros como productores lo que nos interesa es que eso sea descubierto porque tampoco queremos que haya evasión dentro de nuestro sector”. 
 
Ministerio
dibujado
Pero consideró que “no creo que le vaya a sumar nada a nuestra competitividad, el grueso no se va en los productores, sino de los productores en adelante. La capacidad de evasión que puede tener un pequeño productor con respecto a una multinacional es cero, nosotros ni tenemos la picardía ni el cuerpo de profesionales a nuestra disposición para encontrar la forma de esquivar”.  
Y cuestionó que los grandes pooles de siembra pasan a ser “grandes comercializadores de un día para otro dejando en la calle todo lo que hay que dejar, no les importa nada. En cambio, los productores cuando tienen un peso de más invierten en el país, compran tractores, máquinas que dan trabajo; los otros son especuladores. Las grandes evasiones las hacen las multinacionales, nosotros no tenemos ni la capacidad ni la astucia”. 
Calificó este anuncio como “bombas de humo que todos los días van a seguir tirando. Proponer cosas para no proponer nada; avanzar para no avanzar nada. Yo creo que esas cosas se deberían consensuar con el Ministerio de Agricultura y (Carlos) Casamiquela desde que ingresó todavía no recibió a los productores. Tenemos un ministerio dibujado”. 
 
Imposible en
el corto plazo
 
A su turno, el referente de la Cooperativa Agropecuaria de Tandil Daniel Alvarez sostuvo que “la idea del Gobierno es reflotar la ex Junta Nacional, que es una exportadora estatal. Desde mi punto de vista su implementación sería de mediano o largo plazo, por cuestiones de infraestructura, recursos humanos, de recursos económicos y un comercio mundial, donde todas las figuras de exportadoras estatales han desaparecido”.  
“Va a ser muy difícil insertarla en un comercio mundial como el actual. Si el Gobierno cree que es razonable, crea una exportadora estatal y compite en igualdad de condiciones con las empresas multinacionales que operan en el mercado argentino y con las nacionales, está bien que lo haga”, manifestó.
Empero, advirtió que “lo que pasa es que el Gobierno está enojado porque los productores agropecuarios han retenido su soja y no la venden, pero el productor normalmente especula con el precio del cereal, a veces gana y a veces pierde, es habitual, ocurrió siempre”.
“Plantea una serie de beneficios para el productor, bajando retenciones y mejorando el tipo de cambio, entonces que las traslade directamente ahora y seguramente el productor va a vender”, indicó. 
En ese sentido, analizó que “el problema de fondo es que el productor no le vende al exportador multinacional, ni local, siempre pasó que el productor especula históricamente, pero en este momento el Gobierno necesita urgente los dólares”.  
“Es una medida de muy difícil implementación, imposible de hacerlo en el corto plazo y tengo serias dudas de que en un contexto internacional como el actual eso pueda ser viable. El Gobierno está pensando en la necesidad de dólares que tiene, juega con esa figura como elemento de presión y no está realmente pensando en implementar una política de este tipo”, infirió. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario