Profesionales del Servicio de Neumotisiología expresaron preocupación por su posible cierre

Los profesionales del equipo del Servicio de Neumotisiología, mayormente conocido como Dispensario, expresaron su preocupación por el posible cierre del centro de salud que funciona en avenida España 101. Desde el Municipio, explicaron que en realidad se está avanzando en la reorientación del espacio hacia un Centro de Atención Integral de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, en cumplimiento con el acuerdo rubricado el año pasado con la Provincia.

Sin embargo, frente a las versiones surgidas al respecto, los trabajadores ya dejaron sentada su postura a través de una nota publicada en la página de Facebook “Dispensario Tandil”, en contra de su “disolución”.

“El Servicio de Neumotisiología de Tandil es una institución destinada a la atención ambulatoria y al diagnóstico dentro de la medicina pública provincial”, explican al comienzo.

Seguidamente, recordaron que “fue creado en la década del cuarenta con el fin de paliar el avance de la tuberculosis. Actualmente existen casos y son tratados, tanto el paciente como su círculo social, brindando atención, seguimiento y medicación, enviada por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires”.

Resaltaron además que el espacio cuenta con un amplio plantel de profesionales: médico clínico, neumonólogos, pediatras, kinesiólogo, terapista ocupacional, profesores de educación física, cardiólogos, nutricionista, psicólogos, fonoaudióloga, bioquímico, enfermeras, trabajadoras sociales y personal administrativo.

También detallaron que allí se realizan estudios de polisomnografía, espirometría, rayos, laboratorio, test de marcha, rehabilitación, entre otros.

Resaltaton que “en los últimos años, el servicio fue creciendo junto a las necesidades de los habitantes y ante la demanda de atención sanitaria que requiere la población. Concurren desde niños hasta mayores adultos, sin distinguir condición social, que son atendidos a la brevedad, coordinándoles todos los estudios que les son requeridos para un mismo día para su mayor comodidad”.

“Es nuestra realidad y la de muchos tandilenses, queremos defenderla y promover aún más los servicios brindados”, sostuvieron los profesionales, quienes reclamaron: “No a la disolución del Dispensario”.

“Una reorientación”

Por su parte, el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública Ente Descentralizado, Gastón Morando, explicó que en realidad, a partir del convenio rubricado el año pasado entre el Municipio y la Provincia, en ese espacio se va a implementar un Centro de Atención Integral de Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

Al respecto, recordó que a comienzos del año pasado funcionarios del Gobierno provincial visitaron la ciudad, marco en el cual desde la órbita bonaerense se planteó “la conveniencia y necesidad” de una mayor articulación con el Municipio en lo que refiere al Centro Provincial de Adicciones (CPA), por un lado; y el Servicio de Neumotisiología, exdispensario, por el otro.

Así fue como el 14 de julio del año pasado la ministra de Salud de la Provincia Zulma Ortiz y el intendente Miguel Lunghi firmaron los convenios a partir de los cuales ambos servicios provinciales se incorporaron al Sistema Integrado de Salud Pública de Tandil. El funcionario expuso que en el caso del exdispensario, la idea es reorientarlo hacia un Centro de Atención Integral de Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

Remarcó luego que “esos convenios fueron remitidos al Concejo Deliberante y fueron convalidados por unanimidad”. Contó que él, por su parte, propuso, al asumir al frente del Sistema Integrado de Salud Pública, a fines del año pasado, algunas modificaciones en la ordenanza, entre las cuales, hubo una tendiente a dejar constancia de esas incorporaciones.

El traspaso de
profesionales

Explicó que fruto de ello, el jefe comunal les transmitió a las autoridades provinciales que “en este rumbo de reorientar de un Servicio de Neumotisiología a un Centro de Atención Integral de Enfermedades Crónicas No Transmisibles había algunos profesionales que no quedaban enmarcados en ello, como es el caso de los pediatras y los psicólogos”.

Por lo tanto, explicó que se confeccionó un expediente, en el que se solicita a la Provincia que autoricen a que determinados agentes puedan trabajar en otras áreas del Sistema Integrado de Salud Pública.

“Los pediatras pasarían al Hospital de Niños Dr. Debilio Blanco Villegas y, los psicólogos, al Centro de Salud Mental”, precisó, pero aclaró que además se está pensando en que el servicio de quinesiología del Sistema de Salud Público pase al nuevo centro. “De esta forma, se produce una integración”, resaltó.

“Esto no implica
una disolución”

Por lo tanto, insistió en que lo que se está haciendo es “implementando un convenio absolutamente legítimo entre el Ministerio de Salud de la Provincia y el Municipio. Esto no implica –como se dice en el Facebook- ninguna disolución ni nada por el estilo, sino una reorientación del servicio. La idea es que se trabaje de una manera mucho más integrada”.

Garantizó entonces la continuidad laboral de todos los profesionales que se desempeñan en el exdispensario. De hecho, aseguró que “las situaciones de revista que tienen las van a mantener. Lo que sucede es que si eso va a ser un Centro de Atención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, que es lo que está planteado en el plan operativo, los psicólogos y los pediatras no tienen razón de ser en ello”.

Planteó así que la idea es concentrarse en ello, manteniendo también “algunas cuestiones de neumonología que tienen una experiencia y una trayectoria”.

web_3loc1

Una propuesta
de integración

En definitiva, Gastón Morando insistió en recalcar que “esto es una propuesta de integración al Sistema de Salud, así ha quedado convalidado por ordenanza. Esto es una decisión de la Provincia que el Municipio acompaña, no hay ninguna disolución de ningún tipo ni ningún planteo de pérdida de fuentes laborales”.

“Lo que sí es cierto –confirmó- es que eso no va a ser un dispensario, sino un Centro de Atención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, integrándose al Sistema Integrado de Salud Pública de la misma forma que lo ha hecho el CPA”.

Aseguró que ya se está trabajando en ese sentido y que la implementación se realizará por etapas. Por lo pronto, anunció que “el próximo lunes (por mañana) y martes tenemos previsto reunirnos con estos profesionales, que son concretamente cuatro pediatras y dos psicólogos, y también tenemos pensado una reunión con la jefa del servicio, la doctora Beatriz Cimetta, y los quinesiólogos para ver si podemos reformular eso también”.

“La publicación no responde
a una decisión institucional”

Sobre la nota publicada en el Facebook “Dispensario Tandil”, Gastón Morando consideró que “no responde a una decisión institucional”, porque señaló que “el servicio tiene una jefatura, a cargo de la doctora Beatriz Cimetta, quien está al tanto de todo esto”.

Contó que “ella forma parte de las reuniones del equipo de salud que hacemos los martes y tenemos una muy buena relación”.

Por lo tanto, insistió en dejar en claro que “esto se plantea en términos de una integración, de un convenio firmado con la Provincia, al igual que con el CPA, que no hay idea de desmantelar ni de disolver nada, sino de reformular y que esto sirva para mejorar los servicios que brinda el Estado en sus distintos niveles a la sociedad”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario