Provincia inspeccionó más de 200 comercios, clausuró 19 y realizó 1.400 controles de alcoholemia

Para controlar la venta de alcohol, en la primera semana del año, el Ministerio de Salud de la provincia ya inspeccionó 208 comercios, entre restaurantes, kioscos, supermercados, almacenes, bares y boliches de las localidades de la Costa Atlántica. De ese total, 19 fueron clausurados y se secuestraron 1.121 botellas.

Además, se realizaron 1.425 controles de alcoholemia en las rutas y accesos a los distritos turísticos de San Bernardo, Pinamar, Autovía 2 Buenos Aires-Mar del Plata y Ruta 2 destacamentos Policial Samborombóm. Unos 50 conductores debieron dejar de manejar por superar los 0,5 gramos de alcohol en sangre, informó el Registro de Bebidas Alcohólicas (Reba) que depende de la cartera sanitaria y cuyos inspectores se encargan de los operativos.

 “Ante la creciente afluencia turística, incrementamos los controles en rutas y accesos a la costa y, sobre todo, en bares y boliches para que se respeten las leyes de nocturnidad y reducir las consecuencias del consumo abusivo, como siniestros viales, intoxicaciones y hechos de violencia”,  indicó esta mañana el ministro de Salud, Alejandro Collia, tras supervisar un operativo de control de  alcoholemia y transporte de alimentos que compartieron inspectores del Reba y de la Oficina de Alimentos del Ministerio de Salud, en el puesto caminero de ruta 2 y avenida Constitución de Mar del Plata.

Collia dijo que se fortalecieron las guardias hospitalarias de Santa Teresita, Mar de Ajó, Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata y Necochea con personal especializado en adicciones para “asistir casos problemáticos de abuso de sustancias y para orientar a los pacientes sobre los servicios con los que cuenta la Provincia para tratar las adicciones durante todo el año".

Por su parte, el titular del Reba, Juan Lauro, señaló que “los expendedores de bebidas alcohólicas ya fueron notificados por escrito sobre la prohibición de vender alcohol a menores, y las normativas que indican que los boliches deben dejar de ofrecerlo a las 4.30, así como también que el ingreso a los locales nocturnos termina a las 2 de la mañana y a las 6.30 tienen que cerrar sus puertas”.

Insistió en que es obligatorio que estos comercios cuenten con la licencia Reba, que otorga el Gobierno provincial, dado que es el que autoriza la venta de este tipo de productos. “Todo lo que estamos controlando figura en las leyes de nocturnidad vigentes. Los comerciantes y empresarios ya están notificados y saben que en caso de no cumplir con ninguna de estas reglas serán infraccionados con sanciones que incluyen, según el caso, de 15 a 24 días de clausura, arrestos y multas de hasta 100.000 pesos”, indicó Lauro.

En la misma línea, el ministro Collia explicó que “el objetivo es profundizar los resultados que se vienen obteniendo”, al tiempo que señaló que “los controles se intensifican durante los fines de semana por la mayor actividad nocturna” en los centros balnearios.

 

Operativo en Mar del Plata

 

Salud realizó 120 controles de alcoholemia a camioneros y conductores de vehículos particulares en la Autovía 2, cerca de la entrada a Mar del Plata.

Además, los inspectores  clausuraron 4 comercios en Valeria del Mar: 2 pizzerías, una rotiseria y un hotel, que no contaban con la licencia Reba, que habilita la venta de bebidas con alcohol en la provincia de Buenos Aires.

Cabe señalar que durante 2013, el Reba inspeccionó 7.902 bares, boliches y comercios en los 135 distritos bonaerenses, de los cuales 1.219 fueron sancionados y se incautaron más de 511.803 botellas de alcohol. También el año pasado, se realizaron 26.457 controles de alcoholemia a conductores, de los cuales 379 resultaron punitivos (es decir que presentaban más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre) y 874 positivos (entre 0,49 y 0,01 gramos).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario