El próximo martes abre el primer Punto Limpio, en Maipú al 1200

Se trata de una instalación cerrada y vigilada para la recolección en la que se reciben, previamente seleccionados y de manera gratuita, ciertos tipos de residuos sólidos urbanos inorgánicos.


Cada tipo de residuo separado y clasificado será retirado por instituciones, con las que el Municipio desarrolla diferentes programas, que le permiten generar fondos para la concreción de sus proyectos.


De esta manera el Gobierno comunal inicia la primera etapa de un proceso que prevé la apertura de otros dos puntos limpios en otras zonas de la ciudad, buscando acercar este nuevo servicio a los vecinos.


Con la nueva red de puntos, se promoverán las buenas prácticas ciudadanas respecto a la gestión de los residuos sólidos urbanos, teniendo en cuenta que, en un futuro, se programa la construcción de una planta de separación y clasificación como parte del complejo ambiental de tratamiento de ese tipo de residuos.

El Punto Limpio recibirá residuos domésticos como pilas, aceite de cocina usado, papel, cartón, envases plásticos (PET), vidrio de producción doméstica (botellas, frascos limpios), latas, monitores, CPU y terminales, residuos voluminosos (muebles, puertas, ventanas, cristal plano) y escombros de pequeñas obras (hasta 60 kilogramos).


Cada uno de estos residuos serán retirados por organizaciones que luego los comercializan y obtienen recursos para los proyectos en los que trabajan. En esta etapa participarán la Asociación Guías Argentinas de la parroquia Santa Ana, el Centro Integral para Niños Excepcionales (Ciane), la Fundación del Hospital de Niños, la Fundación Equidad a través del grupo Savia Serrana de la Cámara Empresaria y el Taller Protegido Tandil.


El secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Mario Civalleri, explicó que “estamos dando un primer paso en este proyecto en el que la Dirección de Medioambiente viene trabajando desde hace mucho tiempo. De hecho ya veníamos trabajando en acciones referidas a la búsqueda de mecanismos para poder procesar los residuos que son recuperables, a través de convenios con diferentes organizaciones. El objetivo ahora es generar un espacio para lo que es estrictamente domiciliario, para que la gente tenga un lugar para aquellos residuos que no son orgánicos convencionales y que por ahí no son tomados por los recolectores”.


El funcionario aclaró que “no se podrá llevar cualquier cosa, no es un espacio para llevar basura, al contrario es para depositar residuos clasificados en base a un listado, que con el tiempo seguramente iremos ampliando. Ahora comenzaremos con los residuos con los que estamos trabajando en los programas municipales como: Apila Pilas o los que desarrollamos con las instituciones. La idea es que se puedan profundizar los programas que estamos llevando adelante y que sirven de apoyo a muchas instituciones, ya que el producto económico no va a ser para el Municipio, sino para las instituciones que se quedan con los recursos que se producen”, agregó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario