Quedó apresado el ladrón de celulares

En las últimas horas la Justicia logró determinar la responsabilidad penal de un joven acusado de cometer varios ilícitos que tenían la misma característica. Circulaba en moto junto a un cómplice y les robaba a circunstanciales peatones. El botín preferido eran los celulares.

Se trata de Braian Nicolás Prezioso, a quien se le endilga la comisión de como mínimo cuatro hechos delictivos, aunque por estas horas no se descarta que se sumen nuevos hechos, a partir del comparendo de nuevas víctimas que puedan reconocerlo como el autor de las sustracciones padecidas.

La detención confirmada por el Juzgado de Garantías 2, a cargo de la doctora Stella Maris Aracil se corresponde al pedido del fiscal que llevó adelante la causa, doctor Damián Borean, quien consideró acreditado que el sindicado participó del suceso ocurrido el pasado 19 de abril, aproximadamente a las 13, cuando dos individuos que se movilizaban a bordo de una motocicleta tipo scooter color rojo, dominio 108LLB, circulaban por Bolívar y calle Fugl con la intención de apoderarse ilegítimamente de objetos de valor de ocasionales transeúntes que caminaban por la vía pública.

En dicha esquina, mientras uno de los sospechosos se quedó sentado en la moto, el restante se bajó y se acercó a un menor que caminaba por el lugar a quien le exigió que le entregara el teléfono celular. Ante la negativa del menor, el acusado sacó un arma blanca (cuchillo) que llevaba colocada en la cintura y con la intención de utilizar la misma en la comisión del robo lo amenazó diciendo: “Te lo voy a tener que sacar a puñaladas”. Ante la amenaza, finalmente la víctima entregó su celular.

Sobre los elementos de prueba para endilgarle la detención bajo el delito tipificado como “Robo agravado por el uso de arma”, se detalló sobre testimonios que acreditaron que en el domicilio del señalado se hallaba la motocicleta en la que circulaban los ladrones, como así también en dicha propiedad se encontró una campera similar a la que el autor cometió el hecho. A la vez, fue reconocido por la víctima, sobre todo a partir del piersing que tenía en su rostro.

 

Otros casos

 

Otro de los hechos por el cual Prezioso está siendo investigado ocurrió el 17 de abril, resultando víctima Laura Gisela Fiadone, quien denunció que siendo las 21.15, transitaba por la calle Belgrano en dirección al pasaje Molina y fue interceptada por un hombre (a la postre reconocería al imputado), quien le exigió al grito de “¡dame el celular hija de p… y no grités!”, pero la víctima se resistió y comenzó a forcejear. En plena disputa, a la mujer se le cayó la cartera, pero el sindicado solo quería el celular, por lo que tironeó del bolsillo donde lo guardaba y finalmente logró sustraérselo.

El otro caso protagonizado por el apresado resultó damnificada María Belén Urrutia, quien el 19 de abril declaró ante la policía que en la víspera, alrededor de las 10.40, caminaba por la calle Antonena hacia la avenida Perón escribiendo en su celular en el momento en que fue interceptada por un joven (a quien también luego reconoció en rueda de personas) y quien tras forcejear por el aparato se lo terminó apoderando.  Al decir de la víctima, luego el ladrón huyó rumbo a una motocicleta conducida por un cómplice.

 

El mes anterior

 

Días previos, más precisamente el 14 de marzo, Lidia Beatriz Méndez había sido víctima del mismo ladrón, cuando alrededor de las 2.30 en la calle Guido 115, donde se encontraba aguardando por un remís, observó que se aproximaba una moto con dos ocupantes. El acompañante se bajó del rodado y se le acercó al grito de “¡dame todo lo que tenés, si no me lo das te pego un tiro, te movés y te mato!”.

Frente a la amenaza la mujer quedó paralizada y le sustrajeron del bolsillo de su campera su celular y 300 pesos en efectivo. Con el botín en sus manos, el malhechor volvió sobre sus pasos y se subió a la moto en la que su cómplice lo aguardaba, a metros de la escena del ilícito.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario