Quejas porque se regulan horarios en boliches, pero no envían fondos ni personal para control

El jefe de Gabinete y futuro senador provincial, Carlos Fernández, reiteró ayer que la política del gobierno de Daniel Scioli es contradictoria cuando avanza con la nueva legislación para los boliches, con topes horarios para ingreso, cierre y venta de alcohol, pero no dispone de fondos ni personal afectados al control de la legislación que comenzará a regir en todo el territorio bonaerense.
?Nadie puede estar en contra de las buenas intenciones, pero el tema es cuando hay que llevarlas a la práctica y ahí chocamos con los medios con los que se cuentan, porque se plantean controles que en el papel pueden parecer muy lindos? advirtió ayer Fernández, tras la sanción de la nueva norma en el Senado bonaerense.
?Uno tiene personal para ese tipo de control sólo los fines de semana y en guardias especiales, cuando la Provincia plantea una serie de regulaciones pero no tiene los inspectores para abarcar todo el territorio y delega esos en los municipios?, explicó al sostener su argumento.
El funcionario tandilense también remarcó que desde La Plata ?tampoco se disponen los recursos necesarios para hacer efectivos esos controles, entonces estas normas que pueden estar llenas de buenas intenciones terminan en la práctica con inconvenientes por la falta de controles, pero por la carencia de medios y no de voluntades?.
Fernández señaló que siempre atenta contra el cumplimiento que ?los costos de esos controles son absolutamente imposible de absorber por organismos como un Municipio, sino cuentan con recursos necesarios para eso?.
Lo cierto es que aseveró que ?nadie va a estar en contra de que se controle la venta de alcohol a los menores, esa es una verdad de perogrullo, pero el Municipio va a ejercerlo de forma esporádica como lo puede hacer con los inspectores que tiene, pero eso no implica que sea un control efectivo, hay que ser claros en eso sentido?.
El Senado bonaerense convirtió el miércoles pasado en ley el proyecto que fija las 5.30 como tope horario para los boliches en la provincia, con el objetivo de reducir el consumo de alcohol entre los jóvenes.
La norma establece que el horario tope de ingreso a los locales bailables será a las 2, mientras el cierre se fijó a las 5.30. Sin embargo, el tope podrá extenderse hasta las 6.30 por ?razones estacionales? o ?regionales?, en un régimen de excepción que deberá ser autorizado por las administraciones comunales.
La ley aprobada expresa taxativamente que los comercios ?no podrán? vender bebidas alcohólicas a partir de las 21 y mantiene en forma irrestricta la prohibición de la venta de bebidas energizantes en locales bailables.

La ley distingue dos rubros

La iniciativa divide a los comercios en dos rubros: uno incluye ?restaurantes, cantinas, cervecerías, cafeterías, bares, casinos, bingos, salas de juego y otros sitios públicos donde se desarrollen actividades similares?, mientras en el otro están los locales bailables, confiterías bailables, discotecas, discos, salas y salones de baile, clubes, dancing, cabarets y boites?.
Estos últimos deberán respetar tres topes horarios: podrán tener las puertas abiertas para admisión de personas hasta las 2 de la mañana, deberán finalizar la venta de bebidas alcohólicas a las 4.30 y tendrán que cerrar las puertas a las 5.30, aunque ahora se agregó la extensión hasta 6.30 cuando lo amerite la situación o por pedido del municipio.
Por otra parte, los establecimientos mencionados tendrán un plazo de 90 días, tras la promulgación de la ley, para colocar en sus ingresos y egresos cámaras de seguridad ?cuyo registro deberá ser preservado por el plazo de 60 días ante la posibilidad de ser requerido por las autoridades competentes?.
Para los menores de edad de 14 a 17 años, en tanto, se establece un sistema de matinée que incluye la apertura de los locales bailables a partir de las 18 y un horario de cierre a las 24.
No obstante, desde las 17.30 hasta las 18 los padres o tutores de los menores de edad podrán ingresar en los comercios para constatar que el lugar donde permanecerán sus hijos o familiares esté en condiciones.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario