Rechazan el pedido de excarcelación del “tirador de Belgrano”

Así lo informó el abogado de Ríos, Angel Ramallo en diálogo con Noticias Argentinas, luego de pedir ayer la excarcelación de su cliente ante la jueza de instrucción María Fontbona de Pombo, al cumplirse dos años de su detención.
El hecho ocurrió el 6 de julio de 2006 cuando Ríos, de 29 años, abrió fuego sobre una muchedumbre que caminaba por la avenida Cabildo al 1700, en pleno barrio de Belgrano, y el joven Alfredo Marcenac murió luego de recibir algunos disparos. “Hábil es afirmar que el imputado goza de la misma situación jurídica que un inocente, por cuanto hasta tanto no exista sentencia que declare su responsabilidad es un inocente”, había señalado el abogado Ramallo solicitando su libertad. “El imputado no puede ser tratado como si fuera culpable o, dicho al revés, que debe ser tratado como inocente”, había expresado.
Para Ramallo, “el otorgamiento de la excarcelación a Ríos no sólo estará en consonancia con la vigencia del principio de inocencia y de los tratados internacionales, sino que además permitirá que mi cliente pueda efectivamente gozar de un tratamiento psiquiátrico en una institución privada, que le garantizará el derecho a la preservación de su salud mental que se ha deteriorado paulatinamente como consecuencia de haber estado internado por bastante tiempo en una cárcel común”.
El pedido de excarcelación también había sido presentado ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 7 de San Isidro, donde Ríos tiene pendiente afrontar un juicio oral y público por tenencia ilegal de armas, aunque aún no lo han resuelto.
Tras el rechazo de la excarcelación en la causa por el asesinato de Marcenac, el abogado Ramallo adelantó que apelará la medida ante la Cámara del Crimen. A fines de marzo último, el Cuerpo Médico entregó un informe a la jueza de Instrucción Fontbona de Pombo donde se aseguró que el joven Ríos es inimputable y tiene “ciertos rasgos de psicosis y esquizofrenia”, lo que lo hace peligroso para terceros.
Sin embargo, la jueza corrió vista al fiscal Mariano Solessio, quien viene ahondando sobre los detalles de la pericia médica que declaró inimputable a Ríos, pero aún no emitió dictamen al respecto. Si bien el “tirador de Belgrano” escapó en el momento del hecho, a los pocos días un ex efectivo de la Policía bonaerense logró detenerlo en la localidad bonaerense de Munro, y en su poder se le encontró la pistola calibre 380 que habría utilizado para matar al joven oriundo de Necochea.
Luego de negarse a prestar declaración indagatoria, la jueza Fontbona de Pombo lo procesó por “homicidio agravado por el placer de matar”. También fue procesado por otros dos hechos similares, perpetrados contra un colectivo de la línea 67 y la confitería “Balcarce”, ubicada sobre la calle Cramer.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario