Recolección está de paro y mañana se suman todas las áreas comunales

De manera sorpresiva, los empleados del Area de Servicios de la comuna iniciaron ayer por la mañana una medida de fuerza que fue ratificada por los trabajadores del turno noche, por lo cual no se realizaron los catorce recorridos de la recolección de residuos. La reacción fue inmediata al recibir la noticia de la negativa del Departamento Ejecutivo a pagar una bonificación por el Día del Empleado Municipal que había reclamado el gremio antes de las elecciones. En tanto, los empleados del resto de las dependencias se sumarán el jueves para completar una medida de fuerza de 72 horas sin presencia en los lugares de trabajo.

En una mañana agitada, a primera hora los delegados de recolección y de los choferes informaron a sus compañeros del turno de la mañana la negativa del Municipio a pagar la bonificación de 4 mil pesos gestionada por el gremio y la convocatoria a un paro por tres días, que comenzaría mañana. En esa asamblea, los responsables de juntar los residuos decidieron acatar la medida de fuerza de inmediato debido a que después del fin de semana se multiplicarían las toneladas de basura a levantar el lunes. A las 20, el turno noche optó por acatar la resolución del turno matutino y no se cumplieron los servicios.

El clima que se vivió ayer en la ex fábrica Buxton fue de decepción y amargura, ya que los municipales esperaban un monto fijo como refuerzo salarial para llegar a fin de año. Además, el año pasado el Ejecutivo les había otorgado ese beneficio y con ese antecedente, muchos ya habían gastado a cuenta.

Tras la decisión, los delegados de los choferes Agustín De Rosa y de recolección Omar López, ambos del turno mañana, se acercaron a la sede a transmitirle al secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) Roberto Martínez Lastra los motivos de la apresurada decisión.

Mientras tanto, la secretaria adjunta Cecilia Soto y su par de Organización David Marconi se encontraban reunidos con el secretario de Gobierno Miguelito Lunghi y la directora de Personal Julieta Vicente, en la mesa por paritarias. Si bien en ese ámbito comunicaron la medida de fuerza general por 72 horas, no obtuvieron un guiño del Ejecutivo y el anuncio de la protesta se mantuvo vigente.

 

La respuesta:

“Cero peso”

 

Ayer, Martínez Lastra explicó que “por un pedido que hemos hecho al Ejecutivo de un bono para el trabajador municipal de 4 mil pesos hace un mes y pico, tuvimos una respuesta el martes pasado: que nos van a dar cero peso. Reuní al cuerpo de delegados y quedó determinado que iban a las áreas a plantear a los compañeros un paro de 72 horas sin concurrencia a los lugares de trabajo el jueves, viernes y sábado”.

Ratificó que cuando los delegados de la recolección del turno mañana les informaron que no iban a cobrar la bonificación, “los compañeros decidieron tomar una medida de fuerza viendo que si paran jueves, viernes y sábado, el lunes que trabajan van a tener un montón de basura. Entonces es muy probable que los compañeros hagan hoy (por ayer), miércoles y jueves y el viernes empiecen a trabajar, y nosotros continuaremos del jueves en adelante”.

El secretario general sostuvo que “las bases dijeron ‘vamos hoy porque si hay plata para muchas cosas y no hay para nosotros, arrancamos hoy’”.

Por su parte, el delegado de los choferes Agustín De Rosa indicó que “nos transmitieron que no había plata para el Día del Municipal. Hablamos con los compañeros y decidimos entre todos tomar esta medida y arrancarla hoy (por ayer)”.

LAMENTO UN DELEGADO DE SERVICIOS

“Pibes de saquito te miran por arriba del hombro”

Por su parte, el delegado de los recolectores, Omar López, expresó que sus compañeros se amargaron con la noticia. “Estamos esperando esa plata porque durante varios años nos la han dado, entonces contábamos con esa plata. Es más, hay gente que ya la ha gastado. No debería ser así pero es porque, lamentablemente, la situación económica es difícil. Si nos dieron durante mucho tiempo, quiero que nos sigan dando, porque creo que nos merecemos esa plata. Hacemos esfuerzos, trabajamos. El ‘Tandil soñado’ es gracias a los municipales”.

Un recolector sin antigüedad gana unos 7 mil pesos por mes, teniendo en cuenta todos los beneficios que les otorgan como las 48 horas semanales y la tarea crítica. “Por eso los chicos se sacrifican con tantas horas extras, porque no es fácil correr diez horas por día. Nosotros querríamos correr menos horas e irnos a casa”, manifestó López y aseveró que algunos de los empleados hacen dos recorridos todos los días para llegar a fin de mes.

“Lo que te da bronca es que nuestros hermanos, hijos o parientes entran a correr a recolección, o van a palear tierra o a enterrar gente al Cementerio o a cortar pasto a Parques y Paseos; pero vemos pibes de saquito que te miran por arriba del hombro, que son del Ejecutivo. Y no toman tres, cuatro o cinco, como en todas las áreas obreras; toman 50 y vemos que pasan a cada rato, todos son de ellos. Esos no tocan una bolsa, no cortan pasto, no entierran a nadie, no hacen nada, y tienen los mejores sueldos y categorías. Eso te da bronca”.

 

LASTRA PIDIO QUE LE PAGUEN SOLO A LOS AFILIADOS

“La torta es cada vez más grande y la plata es menos”

Por otro lado, Roberto Martínez Lastra confirmó que integrantes del gremio se reunieron ayer por paritarias, como todos los martes, y que los miércoles en esa misma mesa están tratando el convenio colectivo de trabajo. “Entre hoy y mañana nos vamos a ir viendo las caras”, marcó.

Molesto, lanzó que “las elecciones los pusieron otra vez arriba de la loma y no es culpa de los trabajadores municipales. Hoy van a decir que no a todo, y los compañeros van a reaccionar porque están muy calientes y seguramente va a ser mayoritario el paro del jueves”.

El líder de los municipales señaló que “mucha gente gastó a cuenta” y cuestionó que en los pasillos de la Municipalidad se había comentado que les otorgarían 2.500 pesos, incluso hasta que se había simulado la liquidación en el sistema.

Por otra parte, explicó que en 2014 pidieron 3 mil pesos y recibieron 1.800 pesos, y este año solicitaron 4 mil pesos y aguardaban percibir unos 2.500 pesos por el Día del Municipal que se festejará el próximo domingo.

De acuerdo con el Ejecutivo, un monto de 4 mil pesos implicaría más de 4 millones para las arcas municipales. “Son más de 2.500 trabajadores, funcionarios, Concejo Deliberante, Obras Sanitarias, Cicop, un maderero que anda por ahí se metió a ser municipal y le pagaron, porque hoy se quieren meter de todos lados. Yo soy del Sindicato Municipal, voy a pedir por mis compañeros. Si lo pagan por los 1.200 afiliados que tenemos se achican las cosas”, dijo.

Y agregó que “con el convenio colectivo vamos a tratar que las cosas funcionen así, porque tengo una Cicop que no se calienta para nada y hoy le está sacando la plata a los compañeros. Obras Sanitarias siempre transó con el Ejecutivo y le saca a los trabajadores compañeros. Hay cinco de ATE, cuatro de UPCN y en el Concejo Deliberante con los asesores y 150 funcionarios dando vueltas en el Ejecutivo con coordinadores, subcoordinadores. Somos 2.500 ahora, la torta es cada vez más grande y la plata es cada vez menos”.

Ante este panorama, sugirió que no cobren el Intendente, los funcionarios del Ejecutivo y del Legislativo, tampoco los profesionales de la Cicop y los trabajadores de Obras Sanitarias, para que los empleados de las áreas puedan tener la bonificación.

 

Tiempo de elecciones

 

Reiteró que luego del triunfo de Lunghi en los comicios “siempre se sube a la loma. A mí el hijo del Intendente nunca me dijo que no. Me dijo vení el jueves y fui por la respuesta. El Día del Trabajador Municipal pedimos pasarlo del domingo al lunes y enseguida me dieron la respuesta. Las dos propuestas fueron presentadas el mismo día”.

Lastra expresó que el secretario de Gobierno le había anticipado que estaban estudiando el pedido para ver qué les podían otorgar. “El jueves antes de la elección me dijo que el martes tendrían la respuesta, que me iba a atender (Marcos) Nicolini. Se sabía que ganaba el Intendente, pero un paro antes de una elección con todos los municipales en contra no sé si ganaba por tanto”.

Aclaró que en las imágenes de los festejos del radicalismo vieron a muchos municipales detrás del Intendente, porque ingresaron como a 400 personas en la planta de la comuna durante estos años. Analizó que esta situación hace que se mezclen los trabajadores y que muchos terminen defendiendo a militantes con quienes comparten tareas.

Como anticipo a la respuesta del lunghismo, el secretario general rechazó que hayan cerrado la negociación para todo el año, aunque la pauta salarial sea anual. “La inflación está bajando con respecto al año pasado porque vamos 26 y llegará a un 30 por ciento. Nosotros logramos un 37,5 por ciento acumulativo, pero nos conocen y saben que les íbamos a pedir algo más por el Día del Trabajador Municipal porque el año pasado nos dio”, subrayó.

También adelantó que en el borrador del convenio colectivo de trabajo incluyeron esta bonificación como un porcentaje del sueldo del Intendente, ya que su salario se ajusta igual que el de los municipales.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario