Reconocen problemas en centros de salud por la falta de insumos que envían desde la Nación

El planteo que elevó un grupo de vecinos sobre la falta de profesionales e insumos en el centro de salud del barrio 25 de Mayo, dejó en evidencia complicaciones en el funcionamiento en el resto de las dependencias a raíz de una merma en el envío de medicamentos y otros elementos a través de programas de Nación y Provincia.

Como se informó en estas páginas, el descontento en la barriada se generó por la deficiente atención en la sala que se encuentra ubicada en la calle San Francisco, entre Basílico y Nigro, y la falta de artículos para distintas especialidades, en sintonía con una exposición que realizó una vecina del barrio San Juan por similares inconvenientes.

En un intento por mostrar su reclamo, una treintena de personas se congregó en el merendero del centro cultural Langueyú, en Urquiza 2382, y transmitió a la directora de Salud Comunitaria, Miriam Darthazu, y al equipo de la dependencia sanitaria su malestar.

En su explicación la funcionaria argumentó que la actual administración nacional y provincial introdujo cambios en los planes que abastecían de medicamentos, como el denominado Remediar, ahora Programa de Capacitación en Cuidado de Medicamentos en Atención Primaria de la Salud (Cumaps), que marcó una demora en el envío de partidas.

“Los insumos están solicitados pero llevan un tiempo”, dijo y se mostró esperanzada de alcanzar una “rápida solución” ya que este escenario complica a la totalidad de los centros de salud, a los 14 y cinco ubicados en la zona rural, que nuclean el 80 por ciento de las consultas.

 

Falta de profesional

En diálogo con El Eco de Tandil la directora de Salud Comunitaria, Miriam Darthazu, trazó un escenario en relación a la situación de los centros de atención primaria y ratificó su compromiso con la comunidad del barrio 25 de Mayo y La Unión para resolver las fallas en la dependencia de San Francisco al 2300.

En primer lugar se refirió a la reunión con la comunidad del barrio, a la que acudió este jueves por la tarde junto con el equipo de profesionales del lugar tras suspender una cita programada con anterioridad.

La funcionaria valoró el intercambio que permitió acceder a los reclamos desde la mirada de los vecinos, muchos de los cuales desconocían.

“Fue una conversación muy amena con personas que conozco hace años”, ya que se desempeñó en la dependencia de calle San Francisco, entre Basílico y Nigro, durante 17 años como médica a cargo hasta que fue nombrada como directora en diciembre pasado junto con las nuevas autoridades del Sistema Integrado de Salud Pública.

 

“Buscar una solución”

En esa etapa “tuve dedicación full time, con 48 horas semanales y los vecinos sabían que estaba nueve horas” en la salita. Y ahora el médico que cubre el espacio “tiene otra carga horaria (de 8 a 12) y eso se siente”, explicó y comprendió el reclamo.

Sostuvo que falta cubrir el turno tarde para mejorar el nivel de atención y responder en forma integral la demanda de una amplia barriada que marcó un notable crecimiento en los últimos años.

De todos modos asumió el compromiso de “trata de solucionar este tema, el que más les preocupa, que es tener una atención médica durante muchas más horas”.

Al respecto, Darthazu, al igual que informó a los vecinos, dijo que “la idea es que se cumplan las nueve horas que estaba”, en una situación de la que están al tanto las autoridades sanitarias y comunales. “Hay que buscar una solución”, enfatizó.

En relación a lo que sucede en el resto de los espacios precisó que los correspondientes a los barrios “más grandes” están dotados de “dos profesionales médicos y el resto del equipo (odontólogo, psicólogos, trabajadoras sociales, enfermeros, administrativos)”.

 

Merma en el envío de medicamentos

Al abordar otro de los planteos que presentó la comunidad que asiste al centro de salud del barrio 25 de Mayo, la directora de Salud Comunitaria se refirió a un “desfasaje” en la entrega de insumos.

Y explicó que desde hace un año el programa de Nación denominado Remediar, que establece la entrega de un botiquín con medicamentos, “fue mermando la cantidad y en frecuencia de llegada”.

Recordó que hace unos años “llegó a mandar hasta cuatro cajas por mes de medicamentos esenciales y teníamos un gran stock”. Sin embargo “durante el año pasado, con el cambio de gobierno, revisaron todos los proveedores, se hicieron nuevas licitaciones y el stock se agotó”.

Pese a esta situación “medio complicada”, la directora se mostró optimista y dijo que el esquema se resolverá en función de una decisión del plan nacional de regularizar el envío.

A su vez compartió otra complicación con los elementos que utilizan los ginecólogos que “provenían de otro programa de Provincia, que está en pleno cambio de marca y de nuevas licitaciones y tampoco estaban mandando. Y el stock se va agotando”.

En definitiva, transmitió tranquilidad a las madres presentes en la reunión del jueves que “esto se solucionará rápidamente” ya que el escenario actual coincidió con una “sumatoria de cosas”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario