Remisero narró el violento asalto que sufrió

Eduardo Sánchez Martínez Casco sufrió el pasado martes, en horas de la noche, un violento asalto cuando se encontraba desarrollando su tarea de remisero para la empresa Alas Red.

Como se detalló en la edición pasada, el atraco ocurrió en el barrio Las Tunitas, donde dos delincuentes armados llevaron a cabo su cometido, ni bien detuvo la marcha el auto. Tras amenazar al conductor y al ocasional pasajero, los despojaron de sus pertenencias y escaparon en dirección de Matorras de San Martín y Bolivia.

La situación económica y muchas veces la necesidad de incrementar el ingreso mensual llevaron a que Eduardo Sánchez pidiera hacer el turno de la noche.

Según lo narrado a El Eco de Tandil “ya hablé, y nunca más trabajo de noche” le expresó el damnificado al propietario del vehículo.

Acostumbrado a ver por televisión casos similares, pensó que nunca le tocaría ser protagonista directo de un asalto.

“Fue duro porque al llegar a destino (Matorras de San Martín 77), aparecieron dos tipos con sus rostros cubiertos que empezaron a pedir que le entregáramos la plata. El que abrió la puerta de mi lado era el que tenía el arma de fuego y fue el que me tiró un culatazo que me impactó, pero no muy fuerte. El que estaba del otro lado del auto tenía un cuchillo”.

Lo que veía en la pantalla chica, Sánchez pasó a sentirlo en carne propia, comprobando que muchas veces un delincuente puede truncar muchos sueños con tan sólo gatillar un arma. “Se me pasó todo por la cabeza, más cuando uno gritaba ´metele plomo´, hace cuatros años que trabajo en esta empresa y jamás había vivido una situación así. Fueron dos minutos que se me hicieron eternos”.

 

Cambio

 

Lo ocurrido llevó a que Sánchez tomara una rápida determinación ni bien tuvo contacto con sus jefes. Por miedo, no quiere hacer más turnos nocturnos. “Venía trabajando de día pero como andaba medio ajustado económicamente me pasaron de noche porque necesito la plata. Con lo que me ocurrió les dije que no quiero trabajar más en ese horario y Leunda (responsable de la firma) me entendió”,  expresó un consternado remisero al que le será difícil olvidar el mal momento por el que tuvo que atravesar.

 

Trabajo

 

La jornada de ayer fue totalmente distinta para la víctima, porque producto del asalto sufrido perdió toda su documentación, lo que le imposibilitó desempeñarse como chofer.

Buscando que el trabajador pueda desarrollar su labor como habitualmente lo venía haciendo, la gente responsable de Alas Red tramitará ante el Municipio un permiso especial para que pueda volver a desempeñar su tarea, mientras realiza la nueva documentación.

Lo sustraído por el malviviente fue un total de 400 pesos, más la cartera que llevaba la pasajera y los celulares de ambos.

Si bien el damnificado aceptó dialogar sobre lo ocurrido con este Diario, pidió por favor no ser registrado fotográficamente. “Le pido disculpas pero no quiero fotos, estos delincuentes ya se llevaron mi documentación donde figura mi dirección. Si bien soy un trabajador que me gano mi dinero diariamente, tengo miedo que pueda sucederle algo a mi familia o a mí”, concluyó.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario