Retomaron las conversaciones para colocar la tribuna que falta en el estadio

Ya pasaron más de dos años de aquel anuncio realizado por el propio intendente Miguel Lunghi, dando a conocer que tras el ascenso logrado por Santamarina se otorgaría una partida de dinero, por única vez, para remodelar el estadio General San Martín y así ampliar la capacidad de espectadores.

A partir de ese momento comenzó un largo periplo, que aún no tiene final dado que falta la colocación de la tribuna que dará a la avenida Rivadavia, cuyas partes están en la ciudad.

Consultado Roberto Guadagna, secretario de Planeamiento y Obras Públicas, sobre cuándo se reiniciarán los trabajos para armar la tribuna que falta, indicó que “después de un período complicado para la Municipalidad con los últimos acontecimientos, estamos retomando las conversaciones  con Edgardo Vázquez para completar un programa de obra y pagos”.

Agregó que “en realidad el Municipio no tiene que pagarle a Vázquez, sino que quien paga es la Liga Tandilense de Fútbol a través del subsidio que le otorgó el año pasado la Municipalidad. Ese es el formato en que se desarrolló toda esta situación”.

 

Historia

 

Todo fue complicado desde el anuncio mismo y se fue profundizando. Al retrotraer el tiempo, hay que mencionar que el equipo campeón del Argentino A, que había sido acompañado en Gualeguaychú por más de mil hinchas, al llegar a Tandil donde una enorme caravana acompañó al colectivo que trasladaba a la delegación hasta el estadio, desde el Municipio el Intendente ni siquiera se asomó cuando los festejos aurinegros pasaron por calle Belgrano al 400.

Una semana después fue invitado el plantel y dirigentes al despacho de Lunghi, donde se condecoró a los campeones con una medalla y se hizo el anuncio que pocos esperaban.

La novela “tribunas” fue sumando capítulos y el primer torneo que se jugó solo tuvo como avance significativo el reacomodamiento del sector de prensa y la colocación de butacas en la platea Luis A. Mestelán.

Las anheladas tribunas brillaron por su ausencia. Llegó 2015, el equipo perdió un nuevo ascenso por penales en Paraná, en esta ocasión a primera división, y las gradas no se levantaron.

A lo largo de estos meses se cruzaron declaraciones entre Municipio, Liga Tandilense y Santamarina, responsabilizando los dos primeros a la institución que se había comprometido con la realización de las bases donde estarían montadas las nuevas estructuras.

Cuando el club completó la obra que faltaba, apareció el retraso en el trasladado de las piezas, ya que la empresa encargada del montaje en principio no sabía que serían ellos quienes finalmente harían la tarea. Por lo que las piezas traídas algunas se dispersaron en el estadio y otras en depósitos de la firma.

Después de tantas vueltas, sobre el final del verano 2016 se instaló la primera tribuna que da sobre calle Brandsen. Se mencionó que para fines de febrero estaría colocada la restante estructura, pero los meses fueron pasando y aún no hay novedades.

 

Armado en 15 días

 

Guadagna sostuvo que “lo que hay que acordar son los pasos a seguir porque la Liga Tandilense le tiene que rendir a la Municipalidad la inversión del subsidio otorgado. Tenemos pendiente una nueva reunión que creemos que se dará la próxima semana, debido a que tenemos viajes que realizar en estos días”.

El funcionario aclaró que “no se trata de una deuda pendiente de cuotas, se trata de pagar sobre certificaciones de obra ejecutada. La empresa Edgardo Vázquez desarrolla obra, certifica y la Liga le paga”. Aseguró que “lo que se estaba estableciendo era en función del modo en que la Municipalidad terminaba de completar el subsidio a la Liga, que programación se establecía de obra, sobre todo desarrollo y pago. Esto se hace para no dilatar el pago una vez que la obra haya sido ejecutada, ni tampoco pagar anticipado algo que no está realizado”.

Por último indicó que “ni bien se acuerde en la Municipalidad desembolso económico, programación de obra y se gire el subsidio, la colocación de la tribuna comienza porque está todo listo para hacerlo en un plazo máximo de quince días. Las reuniones que estamos llevando a cabo tienen como objetivo que la tribuna se instale para antes del inicio del próximo campeonato de la B Nacional”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario