Retornó la tensión a Unión PRO por las aspiraciones de Macri, De Narváez y Solá

El ex gobernador bonaerense tomó nota de las últimas declaraciones del empresario, cuando éste demostró su descontento por la decisión del ex presidente de participar en las internas del PJ para enfrentar a Néstor Kirchner y como contrapartida impulsó a Mauricio Macri e incluso se incluyó él mismo en la carrera presidencial. Con un escenario desfavorable para sus aspiraciones presidenciales dentro de Unión PRO, Solá salió a poner en duda el origen peronista de De Narváez y sumó a la avanzada contra el empresario al ex gobernador entrerriano, Jorge Busti.
La estrategia de Solá es llevar la discusión de las candidaturas al ámbito del peronismo, en donde se dedicó a tejer alianzas provinciales con Carlos Reutemann y Jorge Obeid (Santa Fe); Alberto y Adolfo Rodríguez Saá (San Luis); Ramón Puerta (Misiones); entre otros. “No sé que autoridad puede tener De Narváez para decir que Duhalde es una foto del pasado.
En todo caso la gente lo dirá”, dijo Busti, en una ratificación de la buena sintonía que existe entre ese espacio y el ex presidente. Y Solá se sumó: “De Narváez hoy tiene una indefinición total, no sabe para dónde ir. Le falta un proyecto político claro en términos de ideario, y eso me preocupa porque formamos parte de un mismo espacio”. De Narváez había respondido a las tibias intenciones de Duhalde de regresar a la política activa con un respaldo a las intenciones presidenciales de Macri pero fue “sorprendido” cuando el ex presidente anunció su firme decisión de enfrentar a Kirchner.
Fuentes de su entorno confiaron a Noticias Argentinas que “algo existió que lo molestó” en la mañana del viernes durante el coloquio de IDEA en Mar del Plata cuando Duhalde realizó el anuncio. Allegados al dirigente de Lomas de Zamora dejaron entrever que teje una sociedad con el intendente de Tigre, Sergio Massa, para darle un “fuerte respaldo” a las intenciones del ex kirchnerista de llegar a la Gobernación bonaerense en 2011, lo que habría dejado descolocado a De Narváez.
En este marco, Macri comenzó con un trabajo de construcción y de alianzas propias de cara a las presidenciales debido advirtió que su relación con De Narváez ya no le garantiza el respaldo del peronismo disidente.
“Nosotros nos vamos a concentrar en lo nuestro y alejarnos de toda pelea”, dijo el líder del PRO, minutos después de encabezar un acto en la ciudad de La Plata, adonde llegó para impulsar la corriente juvenil de su fuerza en distrito bonaerense.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario