Reuniones paritarias con estatales: descartan que se relacione con pago de bono

El ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, adelantó que las autoridades provinciales y los gremios estatales se van a reunir a fines de la semana que viene para rediscutir paritarias con el objetivo de tener “un cierre de año adecuado y tranquilo”.

Sin embargo, enfatizó que esta negociación “no está relacionada con el pago del bono” de fin de año. Además. el funcionario también cuestionó que “los aumentos que se daban en el pasado no eran sobre el básico, sino sobre unos ítems que desfinancian al sistema previsional, desfinancian la obra social y en el largo plazo no es un beneficio para el trabajador”.

Frente a esta situación, aseguró que “todo el esfuerzo del gobierno” bonaerense va a ser “para fortalecer el salario básico de los trabajadores” lo que, resaltó, “es una ganancia a largo plazo”.

En declaraciones a radio Mitre, el funcionario insistió en minimizar la posibilidad de que el gobierno de María Eugenia Vidal otorgue un bono de fin de año a los trabajadores de la administración pública, al manifestar que “la Provincia tiene un estrés fiscal importante” y tiene “que cumplir con lo pactado”, en relación a la reapertura de paritarias.

Villegas puntualizó que los funcionarios bonaerenses se van a reunir a fines de la semana entrante o comienzos de la siguiente con los dirigentes gremiales del sector para “discutir los salarios del último tramo del año”, pero subrayó que esta discusión “no está relacionada con el bono, la habíamos establecido en julio con los gremios estatales”.

“Los recursos que tenemos los vamos a aplicar a un marco de trabajo que ya estaba establecido que es un consenso del gabinete de la provincia y los gremios más representativos”, agregó el titular de la cartera laboral.

Sobre esta reapertura de paritarias y el tironeo con los gremios, sentenció que el objetivo de Ejecutivo provincial es “tener un cierre del año adecuado y tranquilo, como corresponde y como todos los bonaerenses desean”.

Villegas también cuestionó la actitud de los sindicatos más combativos, al considerar que “con algunos gremios hemos tenido un no cierre de paritarias más por una cuestión ideológica que por una cuestión gremial”.

“Valoramos lo que hacen los docentes, los maestros y los buenos policías, pero a veces hay cuestiones que tienen más un tinte ideológico que gremial. Algunos representantes gremiales creen que la representación implica una representación política”, cuestionó.

Los empleados públicos de la administración central de la provincia de Buenos Aires percibieron aumentos del 15 por ciento en marzo y del 16 por ciento en julio y convinieron con las autoridades provinciales la reapertura de la discusión salarial para fines de octubre.

Frente a este escenario, ATE advirtió que quiere un incremento del 22 por ciento para último trimestre del año, mientras que desde el gabinete de Vidal adelantaron que la oferta del gobierno rondará en el 4 por ciento.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario