Riederer fue suspendida y Marisa Núñez espera rival

La alemana Marie Riederer dejó de ser la retadora obligatoria al título mundial superligero de la Federación Internacional de Boxeo, que está en poder de la tandilense Marisa Núñez.

La pugilista europea fue sancionada por haber acusado una lesión a mediados de mayo pasado y haber combatido una semana después, evitando así el enfrentamiento que iban a sostener con “La Brava”, en Rauch.

La pelea en cuestión había sido reprogramada para el 25 de julio próximo. Sin embargo, la FIB suspendió a Riederer, quien además perdió en sus últimas dos presentaciones.

En consecuencia, Marisa Núñez debe seguir esperando novedades, para ver frente a qué rival expondrá por primera vez su cetro ecuménico. Lo obtuvo el 12 de septiembre del año pasado, al imponerse a la pampeana Mónica Acosta, por puntos en fallo mayoritario, en la localidad mendocina de General Alvear.

La propia “Gata” Acosta es una de las mejor rankeadas para la FIB, en un escalafón en el que también sobresalen la sueca Klara Svensson y las francesas Farida El Hadrati y Myriam Dellal.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario