Rige la ordenanza que regula el uso y la ocupación de los espacios públicos

Esta ordenanza se elaboró a partir de un convenio marco entre el Municipio y la Conadis (Comisión Nacional de  Discapacidad) y regula la ocupación de las aceras (veredas), calzadas (calles) y espacios verdes. Este convenio se concretó en el año 2009 y el objetivo era convertir en realidad los derechos establecidos en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
 
El Consejo Asesor en Políticas de Discapacidad (creado en el año 2004 por ordenanza municipal) convocó en su momento para la elaboración de esta norma a representantes de la comunidad resultando la denominada Mesa de Trabajo por un Tandil Accesible integrada entonces -además del Consejo Asesor- por el Municipio de Tandil representado por las secretarías de Planeamiento y Obras Públicas; de Desarrollo Social, a través de la Dirección de Integración Social y Area de Integración; el Area Coordinación y Gestión de Proyectos; entidades privadas como los colegios de Ingenieros, Arquitectos, Agrimensores; ONG dedicadas a la problemática de la discapacidad y además entidades como la Asociación de Defensa de Patrimonio Histórico y el Archivo Histórico Municipal. 
 
El motivo de esta amplia convocatoria fue que la concreción del proyecto requirió de múltiples miradas que fundamentaron cambios para proponer a la sociedad que son necesarios en una ciudad que crece y se desarrolla considerando todos los principios de calidad de vida. 
 
El Consejo Asesor en Políticas de Discapacidad está integrado desde su creación  por Carmen Biondi (coordinadora), Argentino Gerván (vicecoordinador), Laura Iriarte, Cecilia Hochreuter, Camila Saavedra Medina y  Juan Carlos Giménez. Su función es asesorar al Poder Ejecutivo acerca de temas que hacen a la Discapacidad.
 
La aprobación
 
La culminación de este proyecto insumió un tiempo quizá mayor al que se esperaba en un principio debido a que se llevaron cabo modificaciones a la propuesta original que debieron ser consensuadas entre los autores (la Mesa de Trabajo por un Tandil Accesible), miembros del Ejecutivo comunal y concejales. Fue aprobado por unanimidad en octubre del año pasado y promulgado en forma inmediata, siendo luego reglamentado disponiéndose su inicio para el 1 de enero de 2014
 
Juan Carlos Giménez destacó el trabajo de la  concejal de la UCR Romina Mapelli, presidenta de la Comisión de Interpretación y Asuntos Legales, y desde el 10 de diciembre pasado vicepresidenta primera del cuerpo, quien -en un trabajo en conjunto con la Subsecretaría del Area Coordinación y Gestión de Proyectos a cargo de Florencia Benavente- amplió y enriqueció la norma original.
 
Tras el trabajo, quedó dividido en tres partes: una que establece los usos permitidos ya sea en las veredas (aceras), en calles (calzadas) y en los espacios verdes públicos; luego el marco general que establece la pauta más importante que es liberar 1,50 metros desde la línea de edificación municipal hacia el cordón, es decir que autoriza un corredor peatonal libre de todo obstáculo, lo que implica que todos los objetos que dispongan en las veredas deben hacerlo en la franja de ocupación que quedará de acuerdo al ancho de la vereda. De esta manera se garantiza la libre y segura circulación por las veredas de la ciudad de Tandil, como así también se garantiza la libre circulación en los espacios verdes ordenando los elementos que se dispondrán en ellos.
 
Los detalles
 
Giménez expresó que la ordenanza es totalmente innovadora en algunos aspectos, por ejemplo, que el único lado de la vereda que se podrá ocupar es el del cordón, es decir se deberá dejar libre lo que se conoce como la “línea de edificación municipal”  y entre otras cosas el ancho mínimo de la vereda donde se contempla la ocupación será de 2,70 metros. 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario