River, con una ráfaga de goles, venció a Atlético Tucumán

River Plate venció a Atlético Tucumán por 3 a 1, en el estadio Monumental, en otro partido correspondiente a la 14ta. fecha del torneo Apertura.
Los dirigidos por el debutante Osvaldo ?Chiche? Sosa abrieron el marcador a los dos minutos del primer por medio de Emanuel Gigliotti, pero el equipo de Astrada lo dio vuelta en el complemento por medio de Marcelo Gallardo, Diego Buonanotte y Daniel ?Keko? Villalva.
Más allá de que el partido se jugó en el estadio Monumental, no quedó claro en la primera parte qué equipo fue el local, porque además de la gran cantidad de hinchas que llevaron a Núñez los tucumanos, el trámite fue parejo entre un grande en crisis y un chico renovado por el debut de Osvaldo ?Chiche? Sosa como entrenador.
La primera aproximación del encuentro fue al minuto y lo tuvo Diego Buonanotte para el conjunto dirigido por Leonardo Astrada, pero el remate del ?Enano? se fue desviado.
Las flaquezas defensivas en River son una constante desde que comenzó el campeonato, primero con Néstor Gorosito y ahora con Astrada, y de esa manera pagó la distracción en la primera situación a favor de Atlético Tucumán.
A los 2 minutos, Gigliotti, de cabeza, a la salida de un tiro de esquina desde la derecha y tras un penal no sancionado a Lucas Rodríguez, marcó una ventaja que se justificó en el transcurso del partido.
Las ganas de Buonanotte, principal arma de un River inofensivo, generaron una nueva chance a los 6?, pero su tiro rebotó en el defensor Javier Páez y se diluyó la jugada.
El delantero Juan Pablo Pereyra pudo aumentar la ventaja de tiro libre, a los 8 minutos, pero Daniel Vega hizo ?vista? y la pelota se fue cerca. Misma chance tuvo Sebastián Longo, que encontró la buena respuesta del arquero de River.
A los 12?, Andrés Bressán debió dejar la cancha por lesión y en su lugar ingresó César More en Atlético Tucumán.
Gigliotti, que se transformó en la figura del equipo visitante ante la inseguridad de los centrales ?millonarios?, desperdició, a los 17?, otra posibilidad definiendo por arriba de Vega, sin puntería.
Eso fue lo último de Atlético Tucumán en la primera parte, porque le cedió la pelota a River, que mejoró en el juego pero no en la suerte.
A los 30 minutos, Mauro Rosales remató al cuerpo del arquero Lucas Ischuk, mientas el acelerado Buonanotte no definía sus oportunidades.
En el final de la etapa inicial, el defensor Gustavo Cabral dudó en el área chica y la mandó al corner con suspenso y peligro de gol en contra. Después el ex Racing no pudo concretar de cabeza en el área contraria.
Astrada dispuso dos modificaciones con la idea de cambiar la imagen en el inicio del complemento: sacó a Lucas Orban y Nicolás Domingo e ingresaron Martín Galmarini y el juvenil Roberto Pereyra.
River volvió mejor del vestuario, presionando en campo rival, y tuvo su premio que terminó justificando con un planteo ofensivo.
A los 25?, Galmarini le bajó la pelota de cabeza en la puerta del área a Gallardo, que no esperó que baje la pelota y clavó un derechazo al lado del palo de Ischuk.
Cuatro minutos después, Buonanotte dio vuelta el resultado, con un bomazo, después de que se la sacaran en la línea a Rosales luego de una jugada del juvenil Pereyra.
A los 31?, el ingresado ?Keko? Villalva selló el 3-1 final cuando encontró un rebote frente al arco.
Atlético Tucumán eligió el angustioso camino de refugiarse y dejó correr el reloj, esperando que el árbitro Giannini marque el final, y le salió mal en el primer partido de ?Chiche? Sosa al frente del equipo.
Con esta victoria, River se recuperó de dos derrotas consecutivas y mantiene su sueño utópico de clasificar a la Copa Libertadores de América.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario