Robaron 8 mil pesos en monedas de un galpón donde guardan los trolebuses

El golpe se produjo en la madrugada de ayer, en un predio ubicado en las calles Brasil y Marcos Paz, de esta ciudad, según informaron autoridades policiales y medios de prensa locales. El robo duró unos 15 minutos y de acuerdo con lo señalado, los ladrones, ara agilizar su fuga, cargaron el botín en un tacho de 20 litros que luego subieron a un vehículo.
Uno de los empleados, una vez que se fueron los ladrones, pudo salir a la calle y dar con un móvil de la Patrulla Urbana de la Policía local, aunque hasta el momento los delincuentes no habían podido ser ubicados.
El depósito donde se produjo el robo tiene unos 40 metros de ancho por 100 metros de largo con dos accesos, uno sobre la calle Brasil al 1000 y el otro sobre Nicaragua, de acuerdo con lo indicado por el diario La Capital de esta ciudad. Junto al primero de ellos funciona la oficina de guardia, pero ninguno de los portones puede cerrarse ya que están en reparaciones. Pasadas las cero de ayer, por la ciudad circulaban sólo tres coches de la línea K, mientras en la base de la empresa municipal trabajaban seis empleados, dos de ellos arreglando un interno. “Todo pasó cerca de la 0.30.
Uno de los ladrones entró al depósito por la puerta de calle Brasil y el otro por la de Nicaragua. Uno era petiso, de unos 40 años y canoso. El otro llevaba gorrita y lentes oscuros. Tenían revólveres y entraron preguntando por el encargado de contar las monedas de las canceladoras. Gritaron: ¿Dónde está Maxi?”, relató uno de los empleados de la línea K. Enseguida, los ladrones redujeron a los empleados que encontraron. A los mecánicos que estaban trabajando en el coche 9 les colocaron precintos y los dejaron arriba del trolebús, según se señaló. A los que estaban en la guardia los llevaron a una oficina donde “Maxi” manipulaba una máquina para contar monedas.
Los tres fueron atados con precintos, mientras que el sexto empleado se salvó porque había ido al baño.    Según pudo saberse, las monedas de entre 5 centavos y 1 peso recaudadas en las canceladoras que hay arriba de cada trole, son colocadas en una máquina que procede a separarlas por su valor y a contarlas.    
De acuerdo con lo señalado, a la hora del robo en la oficina se contaba la recaudación del fin de semana largo. Todo estaba fuera de la caja fuerte y los ladrones se llevaron el tacho con las monedas de viernes y sábado. Según se estimó, se llevaron unos 8 mil pesos, aunque dejaron, o no vieron, otro tacho con unos 3 mil pesos de la recaudación de domingo y lunes.    
Fuentes allegadas a la causa indicaron que para mover el tacho hasta el vehículo en el que huyeron, los ladrones pudieron utilizar una carreta de las usadas para cargar herramientas o repuestos.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario