Robaron elementos de valor del domicilio del reconocido músico Tatán Corrado

La vivienda ubicada en Pasteur al 1700, en la que hace más de dos décadas habita el reconocido músico Tatán Corrado, fue blanco de un hecho de inseguridad que se registró entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.
En un lapso de tres horas, según estimó el damnificado, al menos dos delincuentes lograron ingresar a la propiedad luego de violentar la reja y la ventana del dormitorio que da al frente.

Del interior se llevaron varios elementos de valor, entre ellos un televisor, el decodificador de la compañía de cable, una máquina de cortar pasto, un lavarropas, una radio, dos garrafas, una plancha y varias prendas de vestir.
Sin embargo, otro intento de robo encendió nuevamente el alerta del músico tandilense. Según contó, este lunes por la noche, mientras se encontraba en el interior, recibió la visita de los ladrones. “Tiraron piedrazos y con una botella rompieron el vidrio de la ventana del frente”, relató Corrado, quien al reaccionar luego del ataque logró divisar a dos personas en retirada a bordo de una bicicleta.

“No tengo enemigos”, expresó en un intento por explicar lo sucedido y manifestó que “nací y me crié acá, hace 62 años que vivo de la música”.

“Estaba todo
revuelto”

“Cuando llegué a mi casa desde Rauch, donde había ido a actuar, alrededor de las 2.30, me encontré con que me habían reventado la ventana del dormitorio”, contó Corrado en diálogo con El Eco de Tandil sobre el atraco.
Cuando ingresó a su domicilio se encontró con la desagradable escena. “Estaba todo revuelto sobre la cama y los cajones tirados”, describió.

Sobre el episodio, indicó que los intrusos removieron la reja que protege la abertura y una vez dentro “me sacaron todo lo que había en mi casa, lo poco que tengo”, lamentó, y enumeró los artículos faltantes. Además dijo que se llevaron prendas de vestir, entre ellas una campera de cuero y dos pantalones que utiliza para sus presentaciones.
En total, estimó que el monto sustraído alcanza los 20 mil pesos y que los autores del hecho se deberían movilizar en una camioneta para trasladar los elementos robados. “Hay luces enfrente y pasa gente continuamente”, detalló y añadió que ningún vecino escuchó ruidos extraños ni advirtió la inusual situación.

Luego del segundo episodio, que logró frustrar, se comunicó una vez más con el servicio de emergencias 101 Mejorado y rápidamente los móviles se hicieron presentes en el lugar. Pese a los esfuerzos, los efectivos policiales no lograron dar con los sospechosos del ataque. “Anduvieron por el arroyo con linternas para ver si encontraban las cosas, pero no”, dijo y agregó que ayer por la mañana se presentó en la comisaría Cuarta “y no hay novedades de ninguno de los dos hechos”.

Con más de dos décadas en la propiedad, ubicada frente al arroyo Langueyú, Corrado recordó que fueron cuatro los episodios que tuvieron como blanco su casa.

A propósito de ello precisó que hace seis meses recibió la visita de los intrusos, que solo alcanzaron a llevarse un radiograbador y una garrafa luego de violentar la puerta de ingreso.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario