Robaron por tercera vez en la cooperativa La Simona

La cooperativa La Simona, situada en Marzoratti 1550, fue el blanco de un robo, que fue el tercero en el lapso de dos meses. En esta oportunidad, los ladrones se alzaron con alimentos varios, tras romper una ventana.

Laura Villar, una de las trabajadoras de la cooperativa, explicó que sufrieron tres robos en el lapso de dos meses y hace 10 días habían terminado de colocar rejas en las ventanas, menos en los dos ventiluces, que fue por donde ingresaron los malvivientes.

“Yo llegué hoy a las 8, iba a prender el horno y me encontré con que estaba la garrafa con la manguera cortada. Eso me extrañó porque había quedado bien el día anterior. Se movió al cortina con el viento y me di cuenta de que faltaba un vidrio que lo habían roto, y faltaba toda la producción del día anterior”, relató.

Asimismo, contó que “se llevaron carne y mercadería que teníamos en el freezer, y revisaron las heladeras y todo lo que pudieron encontrar de comida se lo llevaron. No pudieron sacar la garrafa porque no salió por la ventana”.

 

Cansados de los robos

 

Villar aseguró que la primera vez les robaron una garrafa, la segunda una garrafa y mercadería y ahora sólo mercadería.

“No me da bronca que me roben, sino que la gente tenga que llegar a robar comida. El problema es la necesidad que tiene la gente”, enfatizó.

Hace siete años que se creó la cooperativa La Simona, que surgió en la calle Primera Junta y dos años después se mudó a Marzoratti.

“En su primer momento había unas 25 personas trabajando, y después todas por necesidad fueron buscando otro trabajo. Esto pertenece a Patria Grande. A la tarde hay autoproducción, entrega de mercadería, verduras, a la mañana es cooperativa”, indicó.

 

Comedores

 

Confió que a raíz de todos los robos que sufrieron empezaron a pensar en abrir comedores. “Nosotros trabajamos en Movediza, Villa Aguirre y Villa Gaucho. A partir de ahora no tenemos que pensarlo, tenemos que abrir los comedores directamente, estamos esperando solamente que nos den el visto bueno en dos o tres cositas”, adelantó.

En la cooperativa en este momento hay tres personas trabajando y sostuvo que eso “nos ayuda, no vivimos de esto porque no nos da, repartimos lo que se vende, hay meses que llegamos a 2.500 pesos, hay meses que no”.

En cuanto al robo, estimó que “fue gente del barrio, que conoce el movimiento, saben que los jueves y viernes son los días que más trabajamos porque es cuando se entrega mercadería que traemos de Bienestar Social. Hay entre 35 y 40 familias que vienen a retirar la mercadería y los viernes cada 15 días se entrega verdura del Banco de Alimentos”.

“Es lamentable que la gente tenga que salir a robar comida, es lo que me duele. En Villa Aguirre el año pasado nos cansamos de que nos robaran, hasta los muebles se llevaron. Un día llegamos y no había nada, nos habían desvalijado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario