Robaron un televisor de un local de Perón al 1400

Ayer por la madrugada, un grupo de seis delincuentes destrozó un vidrio lateral del local de “TV Tandil”, ubicado en avenida Perón 1451, arrancó un televisor de la pared y se dio a la fuga a bordo de tres motos. El apoderado, Sergio Akin, aclaró que es el segundo episodio que sufren en el lugar. Informó que este último quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio.
El hecho se registró cerca de las 2, cuando un grupo de jóvenes, a cara descubierta, rompió con una especie de barreta de cemento el vidrio lateral del comercio y, en unos cinco minutos, se alzó con un televisor LED de 32 pulgadas que se encontraba colgado sobre la pared.
Rápidamente, los delincuentes se dieron a la fuga a bordo de tres motos, aunque el hecho quedó registrado por las dos cámaras que dispone el lugar, prueba que será aportada a la Justicia para la investigación.
En diálogo con El Eco de Tandil, Akin advirtió que ya habían sufrido un intento de robo en el local. En esa oportunidad “rompieron la cerradura”, pero no lograron su cometido.
Relató que esta vez “revolvieron un poco el local, pero puntualmente se llevaron el televisor”. Contó que disponen de alarma, pero lamentó particularmente “el costo del vidrio, un blindex. Por lo que dijeron, el televisor estaba muy golpeado, así que no le sacarán más de 500 pesos. Eran seis personas y se fueron en tres motos”.
El apoderado de “TV Tandil” informó que se enteró de lo sucedido una hora y media más tarde, cuando recibió el llamado de la agencia de alarmas. Al llegar se encontró también con efectivos de la Seccional Segunda y la Policía Científica, que tomaron huellas. “Por lo que decían, eran chicos jóvenes”, señaló sobre los delincuentes.
Consultado sobre la seguridad en el barrio, advirtió que “había una chica enfrente que tenía una tienda y terminó cerrando. Está un poco complicado, como en todos lados”.

“Fue muy
rápido todo”

El comerciante describió que todo sucedió muy rápido y deslizó que “podría haber pasado cualquier cosa”. Detalló que en el local tienen “cartera de clientes, las PC y muchas cosas, y hubiera sido más complicado para nosotros si hubieran hecho un daño allí”.
Si bien hasta el momento aclaró que sólo había conversado con el personal policial y de la alarma, contó que supo que “salieron varios vecinos” tras escuchar el fuerte ruido que provocó la rotura del vidrio.
“Un vecino me decía que sonó como una bomba y él pensó que había sido un auto que se había metido adentro. Para explotar un blindex… fue un ruido importante”, dedujo, pero reiteró que “pasó todo en minutos y cuando vine estaba la policía ya tomando las huellas. Rompieron el vidrio con un pedazo de grieta de cemento”.
Por último, el comerciante aseguró que “quedó todo registrado, estaban todos con la cara descubierta. Era una patota prácticamente y, por lo que me dijeron, tendrían entre 16 y 17 años”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario