Robaron una moto del interior de una vivienda y el dueño expresó su indignación

De acuerdo a la información presentada por la Jefatura Distrital, el hecho se registró entre las 0 y las 7 del lunes, cuando autores ignorados ingresaron a la parte trasera de la propiedad y, luego de violentar un candado que preservaba el acceso a un tinglado, emplazado en el patio, sustrajeron una moto marca Motomel, modelo B125 (patente 807 JAW), color gris y negro, la documentación del rodado, una bordeadora naftera, varias herramientas de mano, una garrafa de 10 kilos y una campera.
El damnificado, Santiago Daniel Curti, radicó la correspondiente denuncia en la comisaría Segunda, donde se iniciaron actuaciones por “Robo”, con intervención de la UFI 8 a cargo del doctor Gustavo Morey.

El relato del damnificado

“Entraron a mi casa y se llevaron una moto, una garrafa, una linterna, una bordeadora”, describió Curti en diálogo con El Eco Multimedios.
Molesto por lo ocurrido, informó que durante la madrugada del lunes, en momentos previos a la fuerte tormenta que se desató en la ciudad, ingresaron al patio de la propiedad tras saltar el paredón del vecino, donde quedaron las marcas de las pisadas sobre la pared recién pintada.
Estimó que una vez estuvieron en el jardín, forzaron el candado de un galpón donde guarda varios elementos y que luego de completar la maniobra “del lado de adentro abrieron el portón para sacar las cosas”, aunque evaluó que halló partes plásticas de la moto sustraída “tiradas por la vereda”.
Curti, que ya sufrió dos robos en anteriores oportunidades, admitió que “sentí un ruido del portón pero fue justo antes de la tormenta”. Fue por eso que “no le di importancia porque pensé que era el viento”.
“Hice la denuncia principalmente en caso de que hagan algo con mi moto. Ya no la recupero más”, expresó con indignación por la pérdida de su medio de trabajo. “Me cortaron las piernas”, lamentó.
En su descargo se preguntó: “¿Qué tengo que hacer ahora, salir a robar?, porque acá están más protegidos los delincuentes que nosotros, que pagamos los impuestos. Tengo mucha bronca”.
Finalmente, y en relación a una modalidad que se repite con mayor frecuencia, el vecino contó que días pasados “anduve por las sierras y encontré cuatro o cinco esqueletos de motos tirados, que son robadas y dejan abandonadas”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario