Roberto Mouillerón formará parte del Oceba como representante del Frente Renovador

En diálogo con El Eco de Tandil, explicó que ayer estuvo reunido con el directorio y que si bien aún falta el decreto, ya realizaron toda la tramitación burocrática pertinente, con lo cual estimó que la semana próxima comenzará a trabajar en el organismo.

“Esto venía siendo hablado desde hace algún tiempo. En función de los resultados electorales en el momento de acordar el tratamiento del presupuesto hubo una reunión de Massa con Scioli y allí se le reclamó lo que le correspondía a la primera minoría. En la Provincia, tradicionalmente, deben ocupar lugares integrantes de la oposición en los organismos descentralizados del Estado bonaerense, y en algunos lugares de la Legislatura. Eso es lo que se venía conversando y ahora se concreta”, sostuvo.

Mouillerón consideró que es “muy positivo que se le dé participación a la oposición, pero no es algo nuevo en la provincia de Buenos Aires. Uno de los que más hizo por eso fue Duhalde cuando era gobernador, que incluso la tesorería, contaduría, fiscalía de la Provincia están en manos de la oposición, o por lo menos una parte”.

En este caso,  el Oceba, tal como va a quedar conformado, tendrá dos integrantes del oficialismo, uno del Frente Amplio Progresista, uno del espacio de Francisco De Narváez y uno del Frente Renovador.

“A mí me parece que es muy importante esto porque es diferente de lo que hace a veces Nación. En cambio, en la Provincia, esos espacios que suelen manejarse con conflicto, son lugares donde se resuelven problemáticas. En este caso políticas de energía, que por estos días está todo bastante complicado, y que la oposición también tenga pensamiento en la resolución de los problemas me parece muy bueno”, remarcó.

Asimismo, planteó que “en un organismo como éste no se trata de oposición u oficialismo, en verdad de lo que se trata es de resolver los problemas para la gente, los problemas de energía no son tan sencillos”.

 

La agenda de trabajo

Cabe recordar que Oceba posee el contralor de las cuatro empresas grandes de energía provinciales, a la vez que de más las 200 cooperativas que operan en la provincia de Buenos Aires.

En cuanto a las principales problemáticas a abordar, destacó el tema de las multas a las empresas distribuidoras de energía, cuadros tarifarios y cómo se subsidian las tarifas. También consideró fundamental tratar el tema del Fondo Compensador, “que es el que pone equilibrio para balancear los distintos cuadros tarifarios sobre todo en distribuidoras y cooperativas muy chicas de menos de 5 mil habitantes, pequeñas obras que a veces son reclamadas al Municipio y cooperativas muy chicas que no pueden terminar de resolver o dar la respuesta que la gente quiere. Desde la Oceba también se trabaja en eso”. 

Además de esos asuntos, subrayó la importancia de atender “todas las problemáticas que puedan aparecer para atender los reclamos de los usuarios sobre las empresas distribuidoras de energía. La gente ha aprendido a defenderse y a reclamar cuando no es debidamente atendida desde los servicios. Eso es un tema que se discute en Oceba y en función de eso se puede llegar a penalizar a la distribuidora o dar una respuesta a quien hace el reclamo”.

 

Los lugares de la política

Acerca de este nuevo cargo, admitió que “la política te pone en los lugares que seguramente otros quieren más que uno” pero recalcó que “no es un tema que me sea ajeno, yo he sido gerente de una cooperativa, he sido parte de la fundación de una federación de cooperativas en la provincia de Buenos aires”.

“Es un tema que más o menos conozco, pero esto no significa que uno haya estado queriendo ir a ese espacio. Se convinieron estas cosas entre el Frente Renovador y el Gobierno y yo voy a cumplir lo que se haya conversado”, aseguró.

El ex diputado nacional remarcó que “si en todos los ámbitos hubiera integrantes de la oposición y el oficialismo, se facilitarían mucho las cosas. Eso no quiere decir que uno deje de pensar lo que piensa, de criticar lo que cree que está mal, o de apoyar lo que uno entiende que está bien. Esto significa que en un caso como éste, que es un trabajo bastante específico, y tiene que ver bastante con lo político pero también con lo técnico, resolver estas cuestiones entre las distintas fracciones políticas de la provincia me parece que es muy importante y creo que debiéramos hacerlo en muchas otras cosas”.

“Yo soy de por sí un acuerdista (sic) y me he acostumbrado de tantos años de haber estado en el Ministerio de Trabajo y haber compartido con los sectores empresariales y gremiales lo que es un mundo tripartito para resolver problemas y controversias. Así que esto no me es ajeno, es parte de lo que he hecho siempre, no me va a resultar novedoso, pero sé que hay que poner mucho esfuerzo. Yo todavía me siento bien, tengo ganas de hacer cosas y voy a poner toda mi vocación política y personal para ayudar a resolver los problemas y para exigir a las distribuidoras de energía que se cumpla con los acuerdos concesionarios”, manifestó.

 

“Poner el oído”

Por otra parte, consideró que “siempre uno se enriquece, siempre uno aprende, hay que saber poner el oído y después tener poder de decisión. Es un grupo de trabajo somos cinco directores, así que se puede debatir perfectamente. A veces las reuniones multitudinarias traen más inconvenientes que soluciones pero cuando es un ámbito adecuado como éste con técnicos muy capacitados y personal que viene trabajando en esto desde hace muchos años, y con directores que ya han ejercido esta función desde hace mucho, uno obviamente va a aprender y poner toda su vocación”.

Por último, enfatizó que “estoy seguro que no voy a tardar mucho en poder rendir lo mejor de mí en aras de esas soluciones”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario