Robo en la perfumería Maitén, a la tarde y en pleno centro

En pleno centro, durante las primeras horas de la húmeda tarde de ayer, con distintos móviles patrullando la ciudad, los malvivientes tuvieron el tiempo necesario como para romper la cerradura de una puerta de blindex, ingresar a la perfumería Maitén y llevarse un cuantioso botín, compuesto de perfumes importados.

Con extrema impunidad, en pleno corazón de Tandil, robaron en un tradicional comercio dejando expuesta la inseguridad reinante.

Néstor Sauqué junto a su esposa, dueños de la perfumería, se mostraron abatidos por lo ocurrido y sorprendidos por haber sido a la tarde, donde hay cierto movimiento de ciudadanos, vehículos que circulan y distintos comercios vecinos que trabajan en horario corrido. Pese a la hora, no hubo nadie que se percatara del robo que sufrió el negocio.

 

El hecho

 

Todo transcurrió en apenas unos minutos. Tras ser forzada la puerta de ingreso, se disparó la alarma de la empresa Nikro, que comunicó a la policía que se había activado un ingreso al local situado en la calle San Martín 656.

Una patrulla policial estaba apostada en la farmacia Tandil y se desplazó de inmediato al lugar del hecho, ubicado a escasos 200 metros. Al llegar los uniformados, los delincuentes ya habían escapado, quedando ante ellos el desorden reinante en el sector donde están ubicados los perfumes importados.

La perfumería Maitén, además del sistema de alarmas, tiene cámaras de seguridad propias de alta definición, pero no filmaron el hecho, por lo que se desconocen las características y la cantidad de las personas que llevaron a cabo el robo.

 

Indignado

 

Néstor Sauqué, en diálogo con El Eco de Tandil, mencionó que “entraron y se robaron dos góndolas completas de perfumes importados, no sólo lo que está a la vista sino también lo que está en el exhibidor de vidrio en los estantes de abajo. Eligieron los perfumes más caros. Aún no hemos hecho la revisión para saber la cantidad que se llevaron y el dinero que eso representa”.

Luego expresó que “habrá sido cerca de las 14.45 que entraron tras romper las dos cerraduras, estamos tratando de hablar con la policía para saber qué está pasando. Nosotros tenemos monitoreo de alarma y cámara de seguridad propia. El sistema de cámaras de la ciudad ni se enteró de lo que pasó”. También aseveró que “cuando nos robaron, hace cuatro meses atrás, un domingo a las 7 de la mañana, el sistema de cámaras de monitoreo tampoco vio nada, y eso que estamos en San Martín 656, en pleno centro”.

Sauqué, que se mostraba muy indignado, dijo que “nadie ve nada, nadie escucha nada, realmente estamos muy complicados. Este es el cuarto robo que sufrimos. Tenemos seguros, pero siempre aparecen cláusulas que por una razón u otra no terminan de cubrir jamás el daño que ocasiona esta gente. Estamos azorados y cansados de tanta inseguridad”.

Sauqué expresó que “la zona del centro se transformó en tierra de nadie, realmente estamos podridos, hay policía de todo tipo y los delincuentes siguen robando a cualquier hora. Entran y se llevan mucho trabajo y esfuerzo. Hace unos meses atrás nos reventaron la vidriera y se llevaron lo que quisieron, ahora ingresaron y también eligieron qué robar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario