Rodrigo Domínguez estará en el ciclo de jazz

-Se presenta Rodrigo Domínguez…
-Sí, es el tercer encuentro del año con este saxofonista tenor, que es uno de los mejores del país. Va a estar acompañado por músicos de la región: Coie Granato en guitarra, Quique Ferrari, que es de Azul y tiene un presente y pasado en Tandil y llega con el contrabajo Martín Lambert, que es un platense que toca la batería y ahora está viviendo en Buenos Aires.
-¿Qué van a estar tocando?
-Va a hacer jazz contemporáneo.
-Rodrigo Domínguez es uno de los grandes saxofonistas argentinos…
-Sí, toca hace bastante tiempo, ha compartido con los mejores músicos del país, estuvo estudiando en Estados Unidos, participó en clínicas muy importantes, y hoy está aplicando su sabiduría en el país. Ahora da clases en la Berkley, de Capital Federal. Actualmente es el saxofonista clave, junto con Carlos Lastra.

Organización personal

-¿Por qué te captó el mundo del jazz?
-Yo soy contrabajista y bajista, estudié en la Escuela de Música Contemporánea en Buenos Aires con Hernán Merlo y otros profesores de renombre y me llamó la atención lo complicado que era estudiarlo y tocarlo y tanta vuelta le di, que me interesó. Acá doy clases en la Escuela de Música Popular y estoy en Tandil volcado a la actividad musical, tengo bastantes alumnos, muy interesado en el tema.
-Vos estás desde el comienzo en la organización de este ciclo…
-Sí, y la secretaría brinda el espacio. Hay que destacar que además organizamos clínicas. Por ejemplo, a las 16, antes del concierto, se va a realizar una clínica de improvisación, que es grupal y abierta a todos los músicos. Se va a hacer en el Consejo Superior. La idea siempre es traer personajes de renombre que den un espectáculo y una clínica, que se trata de una clase especial, intensiva. Esta vez, el tema es la improvisación. Uno tiene que tratar de captar en dos horas un material que quizá al profesor le tomó quince años de estudios, entonces, hay que aprovecharlo.

Percepciones
-¿Qué público sigue el ciclo?
-El público de jazz se conforma principalmente de estudiantes de música, músicos y gente relacionada con el ambiente del arte y algún otro curioso que aparece.
-¿Qué es lo más importante que estos ciclos de jazz le aportan a Tandil?
-Es importante que en Tandil se pueda empezar a ver un poco más de nivel en lo que tiene que ver con el jazz. Yo sé que cada tanto en el jazz vienen personajes, pero muy de vez en cuando y me parece que es importante que una vez al mes venga un personaje e interactúe con los alumnos de la ciudad. Esto es lo más importante, porque si no se establece esto, hay que viajar. Uno puede hacer cosas para que la música esté en Tandil. La gente, además, puede aprender a apreciar el jazz, es todo una cuestión de educación y tiene que ver con cuánto se transmite del estilo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario