Rogelio Iparraguirre confirmó que Diego Bossio se postulará en el PJ, que ?ha estado dormido?

También analizó el resultado de los comicios legislativos.

“Nosotros aspirábamos a meter el cuarto concejal. Era nuestro objetivo político, la meta que nos habíamos trazado y la expectativa que teníamos”, dijo y manifestó que esperaban que Raúl Escudero, actual presidente del PJ, regresara al Concejo.

“Eso no se dio. No creo para nada, como dicen muchos, que la elección haya sido mala. No fue lo buena que nosotros esperábamos, naturalmente, pero la elección no fue mal si tenemos en cuenta de dónde venimos”, analizó.

Y reconoció que “se ha hecho una apuesta muy grande, a personas jóvenes como es mi caso, el caso de Pablo (Bossio), y cuando uno prueba con un equipo nuevo, no lo hace para que salga campeón inmediatamente, lo tiene que sostener en el tiempo. Lo nuestro es un proyecto de largo aliento”.

A partir de esos argumentos, sostuvo que fue “relativamente buena”, al tiempo que “de rebote, fue bueno para nosotros, como oposición política en el Concejo Deliberante, que el oficialismo haya metido un concejal menos de los que renovaba”.

 

Próximo objetivo

Iparraguirre ratificó al director ejecutivo de la Anses Diego Bossio como el conductor del kirchnerismo. “Desde hace dos años y medio o tres, ha construido la legitimidad para serlo”, afirmó.

Destacó que pese a la “tamaña responsabilidad” de Bossio al frente de Anses “ha estado viniendo en promedio una vez por semana o cada quince días a Tandil. Puedo asegurar que está absolutamente pendiente de cada uno de los temas y problemáticas de la ciudad, comunicado telefónicamente, dispuesto a recibir a uno y a otro, a pensar juntos”.

En ese tren, describió que a Bossio “le preocupa mucho el peronismo de Tandil y se proyecta para reconstruirlo. El, además, pone los pies en el barro. Diego nos comunicó que va a ser candidato a presidente del Partido Justicialista local. Creo que es un gesto enorme que lo termina de legitimar por si hiciera falta. Para nosotros es una muy buena noticia como el conductor natural del kirchnerismo de Tandil”.

Con respecto a Escudero, repasó que decidió formar otra lista e hizo un muy buen papel en las PASO, lo que le dio independencia para no rendirle cuentas al kichnerismo. De todos modos, lamentó “de corazón“ que no haya llegado al Deliberativo.

Pese a que lo trató de “tránsfuga” en el fragor de las primarias, afirmó que “desde lo personal, tengo una relación excelente con Raúl” y atribuyó “las diferencias” al “calor” de la campaña. En esa línea, justificó el adjetivo a la aparición de la foto del mutualista con Sergio Massa, principal contrincante del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires.

Bregó por “una relación más fluida, más íntegra, más profunda entre los representantes políticos elegidos por la comunidad, en este caso en el Legislativo, los concejales, y el partido. Nos parece que el partido tiene que retomar una senda de participación”.

Y auguró que después de las elecciones partidarias “va a haber que encarar un proceso de reafiliación. Ha estado medio dormido el partido”.

La semana venidera, precisamente el 11 de noviembre, los candidatos deberán presentar las listas y aún se desconoce si alguna otra agrupación le hará frente al titular de la Anses.

 

“Me hierve la sangre por entrar al Concejo”

En cuanto a la campaña, reconoció que fue muy intensa y le costó seguirle el ritmo a Pablo Bossio que “fue una máquina militando todo el día, todos los días. Había una agenda de campaña y donde sobraban tres minutos estaba Pablo en un lado y en otro”.

Valoró que le sirvió para “tomar un contacto más directo y profundo” con las problemáticas que atraviesan los vecinos de los distintos barrios de Tandil.

“Me hierve la sangre por entrar al Concejo. Estoy viviendo un momento realmente sensacional. Tengo muchas expectativas, muchas ganas de desarrollar un rol en el Legislativo que tenga que ver con estar en la calle, con el contacto directo con la gente, que las iniciativas provengan de esa relación. Algo aperturista, participativo”, confió.

Sostuvo que es “un desafío inmenso” y deseó estar a la altura de las circunstancias, porque responde ante sus compañeros de La Cámpora y el kirchnerismo con sus diez años de historia.

En cuanto al trabajo desde el 10 de diciembre, indicó que tienen proyectos que formaron parte de una “plataforma muy amplia” y que están vinculados a distintas temáticas.

Pro último, en referencia a su renuncia en la UDAI de Anses, señaló que “he vuelto a la normalidad. Quisiera irme bien de la oficina, con los compañeros, con la gestión, tratando de tener la menor cantidad de deudas conmigo mismo al respecto”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario