Rueda esperó su momento y definió con una mano

Noqueó a Soloppi en el tercer round. Retuvo el título latino pluma de la OMB. Es el 21° triunfo del invicto tandilense.

Matías Rueda dio, esta madrugada en Mar del Plata, una muestra más de su potencia al noquear en el tercer round al puntano Guillermo Soloppi en el combate de fondo de la velada que se celebró en el Centro de Educación Física Nº1 (ex Piso de los Deportes).
El desenlace terminó de consumarse cuando al tercer asalto le quedaba menos de un minuto. Hasta ese momento, Soloppi no había titubeado en su búsqueda de la iniciativa, logrando por momentos su cometido de acorralar a “La Cobrita”, aunque con un avance signado por la desprolijidad y carente de envíos eficaces.

El tandilense se mostró pasivo al cabo de la primera vuelta, en la siguiente se dispuso a buscar la distancia lanzando sus primeras manos y en la tercera le puso fin a la pelea.

El pupilo de Sergio Vega volvió a demostrar que suele bastarle un impacto para definir un pleito. Fue en este caso un gancho zurdo que estalló en el hígado de Soloppi, quien con evidentes muestras de dolor en su rostro se vio obligado a retroceder y casi de inmediato cayó, apreciando además el avance de un Rueda ávido de nocaut. La cuenta de Jorge Basile llegó inexorablemente hasta diez, sin atisbos de
recuperación en el radicado en La Pampa.

El púgil tandilense (57 kilos) llevó de esta manera su inmaculado record a 21-0-0, con 18 definiciones por la vía rápida, y retuvo por segunda vez el título latino pluma en su versión de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), mientras que su derrotado de esta madrugada (55,900) vio caer su palmarés a 18-5-0, con 3 nocauts favorables y 2 adversos (Diego Santillán fue el otro boxeador que lo mandó a la lona).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario