¿Sabés lo que es el IVA y cómo afecta a tu bolsillo?

Internet

“Nada es más seguro que la muerte y los impuestos”, decía Benjamin Franklin, inventor y uno de los padres fundadores de Estados Unidos.

Si uno vive en Argentina, ya se habrá dado cuenta de que los gravámenes impositivos son siderales para los pequeños contribuyentes, mientras que los grandes se dan el lujo de evadir impuestos. La carga impositiva del IVa en Argentina es de las más altas de América y grava productos de primera necesidad a diferencia de otros países, cuyas alicuotas impositivas para alimentos, por ejemplo, son bajísimas.

Uno de los más conocidos es el famoso IVA, pero ¿qué significa?

El Impuesto al Valor Agregado  grava la entrega de bienes, la prestación de servicios y las importaciones en los términos y condiciones establecidos.

Empezó a regir en nuestro país en 1975  y en ese entonces se eximió a los productos de la canasta familiar para atenuar los efectos regresivos del tributo. Pero luego vinieron las reformas, para tristeza de todos los ciudadanos de a pie. Y con las reformas al impuesto se amplió la base, de forma que se convirtió en un impuesto regresivo, al afectar productos de primera necesidad.  Con la reforma introducida en 1986 se unificó en el 18%. Entre 1988 y 1992 se produjeron marchas y movilizaciones llegando a descender hasta el 13% en 1990, para volver al 18% en 1992. Y a partir de abril de 1995 se incrementó la tasa hasta el 21% vigente en la actualidad.

¿Qué pasa con esto?

Este impuesto impone un costo financiero sobre los productores que se traslada hacia adelante. Esto quiere decir que el consumidor termina soportando el total del IVA, que es la suma del impuesto que fue ingresado al fisco por cada etapa de la cadena de producción y comercialización, sobre el valor agregado.

Si se adquiere un bien o servicio por 100 pesos y tiene el 21% de Impuesto al Valor Agregado, el consumidor abona nada más y nada menos que 17,35 pesos de impuesto. Para calcular el IVA correctamente se debe tomar el precio final y dividirlo por 1,21. El resultado es lo que se paga de impuesto.

¿Sabías que los servicios básicos de luz y gas también pagan IVA?

Impuestos, cargos específicos y tasas municipales tienen un peso significativo en todas las boletas de servicios públicos que pagamos. Así, esos adicionales que se cargan al núcleo duro que significa el consumo del servicio en sí, representa casi el 40% de la factura total.

El de mayor peso que rige tanto en luz, agua y gas es el Impuesto al Valor Agregado: 21 por ciento para los residenciales, 27 por ciento para los inscriptos ante el IVA y 40,5 por ciento si el comercio o la industria no está categorizado.

Prácticamente todos los productos y servicios del universo pagan IVA en el país, pero existen algunas excepciones.

Productos y servicios exentos de IVA en Argentina

  • Libros, diarios y publicaciones periódicas
  • Estampillas de correo
  • Boletos para viajar en transportes públicos y boletos de espectáculos teatrales
  • Agua ordinaria natural
  • Pan común y leche sin aditivos (cuando el comprador es consumidor final, el Estado nacional, provincial o municipal, obras sociales o comedores escolares)
  • Las exportaciones
  • Servicios prestados por escuelas privadas incorporadas a la enseñanza oficial
  • Servicios prestados por las obras sociales
  • Transporte internacional de personas y transporte nacional de personas que no supere los 100 kilómetros
  • Servicios prestados por agencias de lotería
  • Servicios prestados por servicio doméstico

En un replanteo del sistema tributario, sería deseable repensar el Impuesto al Valor Agregado a fin de compatibilizar la necesidad del estado de recaudar con el poder adquisitivo de la mayoría de las personas.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario