Santamarina golpeó en el final, bajó al líder y tuvo su festejo más esperado

El cabezazo de Emiliano Capella, en el minuto 90 y a la salida de un tiro de esquina, le significó al aurinegro el 1-0 sobre Atlético Tucumán, hasta ayer líder de la zona B de la B Nacional, la cual cerró con esta jornada su primera rueda.

Además, los tandilenses se regalaron su quinto partido consecutivo sin conocer la derrota y el tercero en fila con su valla imbatida. Con ello, se situaron a apenas dos puntos de la zona de ascenso a Primera División, enderezando un poco feliz inicio de campaña.

El testazo del santafesino, cuando el partido expiraba, fue el premio a la búsqueda incesante de un equipo que por momentos no tuvo fútbol y lejos estuvo de avasallar a su adversario, pero que dadas sus necesidades intentó en todo momento asumir el protagonismo y fue quién más ambicioso lució. Y en el epílogo pudo salir airoso de una noche mal barajada: Mariano González, anunciado como titular, sintió una molestia muscular en la entrada en calor y debió dejarle su lugar a Diego Bucci, y Martín Michel se fue lesionado pudiendo estar en cancha poco más de media hora.

Hubo cierta analogía respecto a la igualdad sin goles de hace un par de fechas ante Patronato. Por la incapacidad de ambos para generar riesgo con asiduidad y cierta alternancia en el dominio de balón y territorio.

Los 45’ iniciales se vieron signados por cierta intrascendencia de sendos conjuntos. Los tucumanos insinuaron algo estableciendo sociedades en tres cuartos, toda vez que Fernando Evangelista logró trepar sobre la banda izquierda y Gastón Giménez, el más suelto de sus dos volantes centrales, pudo ofrecer pinceladas con su exquisita zurda.

Sin embargo, el aurinegro supo maniatar a Diego Jara y Cristian Menéndez, dos atacantes que pesaron poco y nada en la noche del San Martín. El primero de ellos inquietó apenas con una media vuelta que se fue soplando el vertical derecho -única aproximación a fondo de la visita en los 45’ iniciales-, mientras que el ex Independiente mostró movimientos interesantes cuando se retrasó pero tuvo un nulo predicamento donde realmente cuenta.

La ausencia de Mariano González condicionó al local, que resignó uno de sus principales generadores de juego. El muy buen aporte de Federico Scoppa en la zona media le permitió al aurinegro dominar por momentos la posesión y hallar cierta claridad en la circulación, pero de tres cuartos en adelante no hubo quién establezca un desnivel.

Por ende, Santamarina sólo llegó de manera aislada. En su único intento antes de ser reemplazado, Michel forzó un revolcón de Cristian Lucchetti, quien minutos después, tras un centro débil de Pablo Vilchez, no se entendió con un defensor y casi le cuesta la apertura del marcador.

Se vio, tras el paso por vestuarios, a un aurinegro más agresivo. Vilchez ganó en lucidez y ofreció cosas productivas en cada contacto con el balón, y su equipo encontró cierta homogeneidad en sus avances, otrora inexistente. Fue, ese cuarto de hora inicial del complemento, el mejor pasaje del partido para el ganador.

Pero paulatinamente, Atlético supo reacomodar el desarrollo a una tesitura más acorde a sus pretensiones. Volvió a emparejar la lucha en la zona media y amenguó el empuje de su rival. Incluso puso en aprietos a Emiliano Olivero, que desvió esforzarse para enviar hacia un costado el disparo de Ontivero.

Con un trámite asemejado al de la etapa inicial, todo parecía encaminado a la igualdad sin goles, pese a una ráfaga aurinegra, cercana a la media hora. Primero hubo un cruce providencial de Malagueño ante la embestida de Strada, de vigoroso ingreso al partido, y tras cartón un centro de Gáspari, con mucha sensación de gol pero sin un compañero que llegue a conectar.

A esa altura, la visita veía la igualdad con mejores ojos que nunca. Pero en el último suspiro se quedaría con las manos vacías. Ya se habían cumplido los 90’ cuando Roger Martínez bajó el balón tras un tiro de esquina y el anoche capitán Capella, libre de marcas por el segundo palo, sometió a Lucchetti con un cabezazo.

En un final de película, de ésos que se disfrutan especialmente, Santamarina se aferró a su segundo triunfo consecutivo y se sacó la espina sumando por primera vez de a tres ante su gente, nada menos que frente al hasta anoche puntero.

 

 

SANTAMARINA 1-ATLETICO TUCUMAN 0

 

(6)    Emiliano Olivero

 

(5)    Federico Martorell

(7)    Jossimar Mosquera

(8)    Emiliano Capella

(5)    Federico Zbrun

(5)    Juan B. Gáspari

(6)    Alfredo Ramírez

(7)    Federico Scoppa

(6)    Diego Bucci

(6)    Martín Michel

(6)    Pablo Vilchez

Duilio Botella

 

 

Cristian Lucchetti        (5)

Eduardo Casais  (5)

Bruno Bianchi    (7)

Javier Malagueño        (8)

Fernando Evangelista  (7)

Diego García      (6)

Pablo Garnier     (5)

Gastón Giménez (6)

Francisco Grahl  (5)

Cristian Menéndez       (5)

Diego Jara (4)

Héctor Rivoira

 

Cancha:estadio San Martín. Arbitro: Mariano González (6). Gol: ST: 45’ Capella (S). Cambios: en Santamarina: PT: 33’ Miguel Alba (5) por Michel. ST: 16’ Román Strada (6) por Bucci y 36’ Roger Martínez por Gáspari. En Atlético Tucumán: ST: 12’ Gonzalo Ontivero (5) por Jara, 27’ Guillermo Acosta por Grahl y 40’ Sebastián Longo por García.

 

La figura

Emiliano Capella

Venía siendo de los mejores del partido y con el gol se ganó el rótulo de figura máxima. Mostró su habitual firmeza a la hora de cortar y prestancia para salir jugando. Definió el partido con un cabezazo. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario