Santamarina recibió otro categórico revés

Santamarina no hizo pie en Lincoln, donde Rivadavia lo derrotó por 3-0 para extender el oscuro momento de los aurinegros, que apenas rescataron 2 de las últimas 15 unidades en juego. El equipo tandilense recibió dos goles en la primera etapa, cuando sin embargo dejó una buena imagen, y no tuvo respuestas para revertir la situación en la segunda parte. Para colmo, la expulsión de Emmanuel Giménez y otro tanto sobre la hora configuraron otra tarde para el olvido.
Dentro de un panorama de marcada paridad, el dueño de casa estableció cierto predominio en el tramo inicial del juego. Con movilidad y buen trato de pelota, los dirigidos por Pirez intentaron adueñarse del trámite, frente a un rival que no se dejó llevar por delante y que llegó con riesgo a los 12? en un centro de Santos que Camilo Fernández estuvo cerca de aprovechar.
La respuesta de Rivadavia fue furiosa. En 14?, Amato definió con clase y el vertical izquierdo devolvió el remate del ex Instituto de Córdoba, en acción que contó con positiva participación de Besel.
La apertura del marcador fue poco después, cuando los locales supieron armar un rápido ataque. Fue sobre 20?, cuando nuevamente Amato mostró gran técnica y asistió para la llegada de Besel, que ingresando por derecha sometió a Bertoya para el 1-0.
El aurinegro creció cuando la pelota pasó por los pies de Giménez, sin embargo condicionado desde los primeros minutos por una amonestación al demorar un tiro libre. En desventaja, los dirigidos por Botella supieron hacerse cargo de la iniciativa, aunque les faltó profundidad para comprometer seriamente a la retaguardia rival.
Para colmo, tras una infracción de Leandro García, el dueño de casa elaboró una lucida maniobra preparada que derivó en el 2-0. Amato buscó el segundo palo en el tiro libre y desde ahí llegó la devolución de Pringles para el solitario ingreso de Roca, quien resolvió con comodidad ante la estática presencia de los defensores visitantes.
Los arrestos ofensivos de Santamarina le permitieron ponerse de cara al descuento en una triple chance que no llegaron a aprovechar Elizondo ni Cuello, chocando el remate final del lapridense con la providencial aparición de los marcadores. Más tarde, otra vez el ex Huracán de Tres Arroyos contó con una clara ocasión mediante un frentazo rechazado con esfuerzo por Beltramella.
Para la segunda etapa, Botella mandó a la cancha a Calabrese y Abalos por Fernández y Cuello, en procura de encontrar mayor velocidad y precisión en los metros finales de la cancha. Las variantes dieron resultados a medias, aunque por momentos el equipo abusó del juego aéreo y frontal, facilitando la tarea de los portentosos zagueros rivales.
Las ocasiones favorables se limitaron a un disparo lejano y desviado de Giménez, y a otro cabezazo de Elizondo en el que Beltramella evitó el gol con un manotazo cuando la pelota se metía en el ángulo. Además, ni Abalos ni el lapridense lograron conectar con precisión un centro de Santos, con el arquero fuera de acción.
Del otro lado, Bertoya alcanzó a rozar un disparo de Zúñiga que hizo pasar el balón a centímetros del poste. También Besel estuvo de cara al gol ingresando por derecha, tras pase de López, y su remate se fue junto al vertical izquierdo.
Las malas noticias para el aurinegro aumentaron sobre 38?, cuando Giménez impulsó la pelota con su mano en el área rival, recibiendo su segunda amonestación. El mediocampista cordobés volvió a ser uno de los más destacados del equipo, pero sufrió su tercera expulsión en lo que va de la temporada.
Ya sobre el final, Zúñiga combinó con Besel y éste ubicó la llegada vacía de López, que con total comodidad estableció el lapidario 3-0.
El duro revés obliga a Santamarina a ver la tabla desde una situación algo incómoda, y a cortar la serie negativa el domingo venidero, cuando desde las 11 reciba a Villa Mitre de Bahía Blanca.

La figura
Dante Zúñiga
El dueño del mediocampo de Rivadavia, con enorme despliegue y capacidad para estar siempre bien ubicado. Vital en la contención en su sector y gestor de varios ataques del equipo local.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario