Santamarina se viene de Misiones con las manos vacías

Santamarina tuvo una mala noche y Guaraní se lo hizo sentir, con un gol tempranero convertido por Cristian Barinaga, a los cuatro minutos del inicio del cotejo.

Los de Coleoni pretendieron recuperarse del impacto, pero quedaría en evidencia que no era la mejor de las presentaciones, con impresiones en los pases, distracciones en defensa y poca conectividad entre los creativos. Para colmo de males, las que tenía para definir en el arco rival fueron desperdiciadas por sus máximos artilleros. Así las cosas, el trámite se le hizo cuesta arriba al aurinegro a lo largo de la primera como de la segunda etapa.

La complicada situación se iba a profundizar más aún cuando ya en el complemento Pablo Ostrowski puso el 2 a 0. Resultado que no iba a variar a pesar de los ensayos del técnico serrano por encontrar variantes desde el banco, quienes llevaron al campo de juego más voluntad que juego.

Igualmente el local no fue más que los tandilenses, quienes más allá de sus falencias fueron dominadores de buena parte del pleito, aunque con poca puntería a la hora de gritar un gol.

Santamarina, entonces, se vuelve de Misiones con las manos vacías, con la ilusión de la revancha que tendrá el próximo miércoles, desde las 20.30, cuando reciba a la “lepra” mendocina, en lo que será un partido fundamental para no quedar relegado en la pelea por llegar al torneo reducido.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario