Scioli quiere controlar el trabajo en negro en Tandil

Además, serán relevadas las principales terminales de ómnibus provinciales para constatar el cumplimiento de descanso de los choferes según la normativa laboral vigente.
El ministro de Trabajo provincial, Oscar Cuartango, explicó que este operativo ?sigue con los lineamientos que encomendó el gobernador Daniel Scioli, quien considera al trabajo como la principal herramienta de inclusión social, pero para que éste sea inclusivo debe ser un trabajo decente?.
Las inspecciones que se llevarán a cabo serán realizadas en todas las ramas de las actividades económicas vinculadas al turismo.
El anuncio del organismo del Estado provincial se conoce después de que en nuestra ciudad se desatara una de las polémicas más fuertes de los últimos años en torno a los controles y las cifras que manejan los gobiernos de Provincia y Nación.
El detonante fue el informe del Ministerio de Trabajo de la Nación que, en el medio de la discusión con los empresarios agropecuarios, difundió el jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Alberto Fernández.
El funcionario indicó que hasta mayo pasado se registraron en el país un 58% de trabajadores agrícolas que no están como corresponde, siendo el área de Tandil la que muestra el índice más alto con un 84% de trabajadores en negro.
Para la elaboración del informe, mediante el Plan Nacional de Regularización del Trabajo, se fiscalizaron 896 establecimientos, de los cuales 590 (un 58,3 por ciento) presentaron irregularidades laborales.
El Ministerio de Trabajo informó que fueron relevados 7.320 trabajadores de los cuales 4.237 trabajadores (un 58 por ciento) no tenían el pertinente registro laboral.
De estos datos, la zona con mayor trabajo en negro es la ciudad de Tandil, donde existe un 84,3 por ciento de trabajadores no registrados.
Dicho número se desprende de las fiscalizaciones realizadas en tambos, cosecha de cereales y establecimientos dedicados a la recolección de la papa en las localidades de Villa Cacique (Benito Juárez) Laprida y Lamadrid, según los argumentos oficialismo.
Estas acciones se enmarcan en el Plan Nacional de Regularización del Trabajo que abarca a todo el país y releva distintas actividades laborales, pero ni siquiera fue corroborado por los organismos locales y regionales de control en esa materia.
Ni desde el Partido Justicialista ni desde el Frente para la Victoria tandilense salieron a sostener una cifra de tal magnitud de trabajo informal, algo que tampoco acreditó la delegación regional de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario